BÚSQUEDAS en este blog

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Sobre Lucía, sus libros y el camino equivocado

Me ha gustado mucho el post de Enrique Dans de hoy referente a las desafortunadas declaraciones de Lucía Etxebarría y su decisión de no escribir más libros porque “se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias compradas”.

Ahí os lo dejo;



Algunos me han pedido que escribiese sobre lasdesafortunadas declaraciones de Lucía Etxebarría en las que afirma que no volverá a escribir porque “se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias han sido compradas”. Intentaré hacerlo en modo constructivo, tratando de explicar a Lucía en qué puntos creo que se ha equivocado.
En primer lugar,  Lucía es libre de hacer lo que buenamente quiera con sus libros. Menos plagiarlos, porque a eso se le llama robar, puede decidir escribirlos o no escribirlos, con el calendario que quiera. Si lo que realmente le importa y le motiva no es dar salida a su creatividad e inspiración, sino únicamente vender copias, allá ella. Es completamente libre para decidir cómo utiliza su tiempo y cómo gana su dinero.
Veamos el detalle mágico, para ella seguramente algo “sin importancia”, de las declaraciones de Lucía:
“Decidimos no publicarlo como e-book porque eso lo hacía más fácil de piratear. Habría sido como tirarlo directamente a los leones”
Publicado en The Guardian, 20 de diciembre
Con todo respeto: ahí, Lucía, está el quid de la cuestión. En que tú, bien conscientemente o mal aconsejada por tu editorial, decidiste no atender una supuesta bolsa de demanda. Decidisteis que esa demanda no debía ser atendida. Que quien supuestamente quisiera leer tu libro, debería adquirirlo en papel, en el formato que vosotros habíais decidido y al precio que la editorial ha determinado que tenga. Y supuestamente, eso ha llevado a que algunas personas, según tú más que los que han adquirido copias en papel, se lo descarguen.
Las cosas claras, Lucía: imagino que tienes razones fundadas para asegurar que tus libros se piratean mucho, muchísimo, constantemente y sin pausa. Que te imaginas hordas de feroces descargadores malvados abalanzándose sobre tus libros. Estarás convencida de que, en realidad, esos terribles piratas se concentran en tus libros, y no, por ejemplo, en los de Paulo CoelhoJuan Gómez Jurado o Cory Doctorow, por citar algunos de los que cada vez más enfocan este fenómeno de manera radicalmente distinta a como lo enfocas tú. Con las cifras en la mano, cualquiera de ellos ha vendido muchas más copias de sus libros que tú. Pero en los tres casos, hablamos de escritores que, contrariamente a lo que tú haces, han decidido libremente que sus libros estén fácilmente disponibles, con precios bajos – que reflejen la diferencia de costes inherente a no tener que imprimir, encuadernar, meter en cajas, distribuir por todos los rincones de la geografía y pagar márgenes a la distribución – o incluso, oh tremenda herejía, ¡¡GRATIS!!!
Tranquila, no te frotes los ojos, no tienes que creerme. Simplemente vete a Pirate Coelho (entrada escrita por él mismo), o léete su discurso de apertura de la Feria del Libro de Frankfurt de 2008: de verdad, es muy bueno, muy recomendable, te lo recomiendo sin un ápice de acritud. A lo mejor te das cuenta de la verdad: que estás siendo tristemente utilizada por una industria que se queda el 90% de los ingresos que tus obras supuestamente generan, y que estás ladrando al árbol equivocado (con perdón por lo de “ladrando”, no es más que una frase hecha).
Por favor, Lucía, léete a Juan Gómez Jurado en “La piratería no existe“: Juan es un autor con múltiples best-sellers en el mercado español e internacional, traducido a un montón de idiomas. De verdad, léetelo, intenta aplicar una mentalidad abierta, y enfréntate a ese texto intentando ponerte en el lugar de una persona racional. Juan ofrece sus libros en todos los canales y formatos que puede, intentando aplicar políticas de precios lo más adecuadas posibles a cada canal. ¿Le va mal? No, curiosamente, cada vez le va mejor. A Cory Doctorow le pasa lo mismo: en su página personal tienes los enlaces a sitios para comprar su obra, acompañados de enlaces de descarga gratuita. Seguramente te resulta imposible entender que alguien vaya a escoger pagar por una obra cuando el propio autor te ofrece su enlace de descarga, pero eso, siento enormemente decírtelo, habla más de tu catadura moral que de la que adjudicas a tus presuntos o supuestos lectores.
Un libro puede venderse bien, regular o mal. Que algunos de tus libros, particularmente aquellos que utilizaron el socorrido recurso de los premios que algunas editoriales prostituyen para promocionarlos, hayan tenido muchas ventas, no quiere decir que todos tus libros se vayan a vender así. Si te has encontrado con un libro que vende menos, o peor, con una curva descendente de ventas de tus libros, no es por culpa, como tú dices, “de la piratería”. De nuevo con todo el respeto, te diré más: tendrías mucha suerte si cada vez que sale uno de tus libros, la gente se agolpase frente de sus pantallas para descargárselo. Y LO SABES. No te mientas. Si muchísima gente se descargase tus libros, te ocurriría algo que aún no has llegado a comprender: que venderías muchísimos más. Si además tuvieses el sentido común para ofrecer tu obra en todos los canales y formatos posibles, todavía más. No, Lucía, no tienes un problema de “piratería”. Tienes un problema de otro tipo. Tú misma.
Tus intereses, Lucía, no son siempre e invariablemente los mismos que los de tu editorial. Haz pruebas, busca otras maneras, otros canales… no se trata de que te metas a editora, pero es posible que estés mejor no firmando todo lo que te dan a firmar en los contratos editoriales. Posiblemente deberías explorar otras vías. Créeme, las hay. La editorial, aunque pueda jugar un papel interesante de cara a la distribución, no siempre es el mejor aliado del autor. Es más: lamento resquebrajar tu bien preservada ingenuidad, pero la editorial no mira por tus intereses. Mira por los suyos.
Y por favor, y esto sí que te lo digo con conocimiento de causa: deja de difamar. Los estudios que utilizas para afirmar categóricamente que “España es un país de piratas” o que “en España se descarga más que en ningún otro país del mundo” son falsos, están sesgados, encargados por quienes buscan que digan precisamente eso. Se encargan con las conclusiones ya previamente escritas. Se usan para presionar al gobierno en busca de una legislación más favorable a los intereses de las editoriales y las industrias del copyright. El propio Departamento de Estado de los Estados Unidos ha alertado contra ellos: la metodología no se sostiene, las estimaciones son absurdas, las imputaciones son ridículas. Son informes títeres pagados por parte interesada. Si no lo sabías, Lucía, ya lo sabes: cuando tomas decisiones basándote en esos informes, estás basándote en mentiras, en invenciones pagadas por aquellos que se llevan el 90% del precio de los libros que vendes.Los informes neutrales, los que pagan los propios gobiernos, revelan conclusiones inequívocas: las descargas no perjudican a los creadores culturales.
Pero sobre todo, ten en cuenta una cosa: el que se descarga tu libro es porque tenía algún interés en leer tu obra. A mal sitio vas si lo insultas, lo menosprecias o lo castigas. Lo que deberías hacer es tratar de hacerle una propuesta que no pudiese rechazar: que tu obra estuviese disponible de manera tan sencilla para él o ella, que no le compensase irse a buscarla por ahí. Lucía, haz la prueba: la vida de un creador es MUCHO más sencilla cuando consigue una complicidad, cuando logra tener una buena relación con aquellos interesados en su obra. No creas las mentiras que te hablan de malvados con parche en el ojo y pata de palo descargándose tus obras… son tus lectores. Muchos de ellos descargan tu obra porque se la encuentran, porque se la recomiendan en un momento dado, muchos de ellos no la leerán, simplemente se hacen con ella porque “está a mano”, y eso no va a dejar de ser así en el futuro. Por mucha ley Sinde o similar que nos pongan, eso no va a cambiar. Asúmelo, y aprende a vivir en un entorno en el que eso forma parte del entorno.
Respetuosamente: no sigas por el camino equivocado. A mí ni me va ni me viene: no soy lector de tus libros, no te conozco, y todo lo que sé de ti es que en otra ocasión tuve que dar un repaso a tus muy escasamente documentadas tesis sobre la ley Sinde. Pero créeme: por ese camino, únicamente empeorarás las cosas.

sábado, 10 de diciembre de 2011

El Hereje, Miguel Delibes

Leída por primera vez en 2005, un club de lectura me ha llevado a la relectura de esta magnífica novela, única de las de tinte histórico publicada por Miguel Delibes, cuando contaba 78 años. Sepultada la historia en mis recuerdos tras otros muchos libros leídos, he rememorado y vuelto a disfrutar como antaño, más si cabe al deleitarme con el léxico de este maestro en un lector electrónico, que me ha permitido la consulta directa al diccionario e ir tomando notas desde su propio teclado sin moverme ni utilizar lápiz y papel.

Un poco de biografía. Miguel Delibes nace en Valladolid el 17 de Octubre de 1920. Estudia Comercio y Derecho pero a los 21 años comienza su trabajo como caricaturista en el diario “EL NORTE DE CASTILLA”. Tras cinco años y un curso acelerado en Madrid, cambia su puesto al de periodista en ese mismo diario, aunque nunca pensó en manejar la pluma. Por su novela “La Sombra del Ciprés es alargada” obtiene en 1948 el Premio Nadal, lo que le pone en la tesitura de hacer de la escritura su modo de vida. Según comentaba, aprendió a usar el castellano en un “Manual de Derecho Mercantil”. Fue director del periódico durante años, teniendo que dimitir en 1963 por diferencias con los políticos de la época, entre ellos Fraga. A pesar de ser un consumado cazador, amaba a los animales y defendía la Naturaleza y su conservación. En 1998 es operado de una grave enfermedad quedando, según sus propias palabras, muerto en vida al no poder dedicarse a su pasión: escribir. Fallece en marzo de 2010. Recibió numerosos premios relacionados con las letras aunque nunca obtuvo el Nobel, si bien nunca le preocupó lo más mínimo.

La novela empieza narrando la vuelta en barco del viaje que el protagonista Cipriano Salcedo hace en realidad en la parte central de la misma. Sus padres, Bernardo Salcedo y Catalina Bustamante, tardaron años en concebir a Cipriano y su alumbramiento trajo consigo el fallecimiento de la madre, lo que le supuso un distanciamiento de su autoritario padre que llegó a tildarle de “pequeño parricida”. Cuidado con esmero por una nodriza, Minervina, fue creciendo hasta su ingreso en un colegio de huérfanos donde conoce algunos personajes curiosos y toma su primer contacto con las ideas luteranas. Fallecido su padre y bajo la tutela de su tíos Ignacio y Catalina, casados sin hijos y pertenecientes a la alta sociedad vallisoletana, se inicia en el mundo de los negocios con acierto y magnanimidad en el trato a sus empleados y suministradores. Casa con Teodomira, la “Reina del Páramo”, una mujer que le doblaba en volumen, pero la falta de hijos en el matrimonio, que no preocupa a Cipriano, enloquece a Teo hasta llevarla a la muerte haciendo de su vida matrimonial un fracaso. Nacido exactamente el mismo año que Lutero clava sus tesis revolucionarias en las puertas de la catedral de Wittenberg, nuestro protagonista se inicia en la nueva corriente llegando a participar activamente en grupos que desarrollan las nuevas ideas en una España en que Carlos I y posteriormente su hijo Felipe II utilizaban con profusión la Santa Inquisición para cortar de raíz cualquier conato de cambio. Cipriano llega a viajar a Alemania para contactar con los reformistas y traer ideas de primera mano a las reuniones. Con el paso del tiempo es denunciado. Si bien está a punto de conseguir pasar a Francia, es detenido en el último momento, devuelto a Valladolid, interrogado y condenado a la hoguera sin delatar a ninguno de sus correligionarios. Tras un año en una celda lóbrega y sin luz queda prácticamente ciego e inválido, pero ni eso ni el tormento logra quebrar su entereza moral, mostrándose íntegro y fiel a sus ideas hasta el mismo momento de perecer quemado en la hoguera sin un lamento, bajo la atenta mirada de su “Miner” que aparece llamada por su tío.

Delibes es un maestro en el manejo del castellano. Leer su obra con precisión exige un diccionario al lado para su consulta constante. Incluso así, muchos de los términos y vocablos usados no se pueden encontrar el diccionario oficial y pertenecen al pueblo llano de Valladolid y Castilla. Un estudioso de su obra, Jorge Urdiales Yuste, ha recopilado e indagado sobre el significado de su léxico, llegando a publicar un libro especializado titulado “Diccionario del Castellano rural en la narrativa de Miguel Delibes”. También en la página de la "Cátedra Miguel Delibes" hay un completo glosario de los términos empleados en toda la obra de este autor. Hubiera sido un magistral redactor de ese género que está tan de moda ahora de los relatos cortos. Narra los sucesos con un mínimo de palabras, de forma ágil y concisa. Pocas palabras para referir mucho. El empleo de los adjetivos es una delicia. Cual “caballo de Troya” tuvo que emplear mucho ingenio para buscar las grietas de la llamada censura de aquella época. Castilla, sus campos y sus gentes son su compromiso, su vida. El hombre es eje vertebrador de sus novelas como protagonista de unas relaciones humanas y complejas, en un canto a la libertad, la tolerancia y a la vez una crítica a la sociedad de aquellos años. Huye de lo anecdótico y de lo circunstancial, yendo directo a lo concreto y dotando de calado, profundidad y transcendencia a cualquier hecho por simple que parezca. Sus personajes, entrañables y atractivos pero también odiosos y distantes, aparecen y desaparecen como por arte de magia y no te dejan indiferente, te inquietan, te incitan desde su formas de deambular por los escenarios sencillos de sus novelas. Muchas de sus frases trascienden a la época y son plenamente actuales hoy en día.

La novela se leería de un tirón si no hubiera que estar haciendo guiños al diccionario y empleado tiempo en tomar notas. Un placer. Si hay curiosidad por algunos de los términos empleados y su significado,puede consultarse la relación al final de la entrada "PRODIGALIDAD" del blog amigo de Sensacionesinciertas.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Yo Confieso, Jaume Cabré


No se puede acercar uno a una creación, sea literaria o artística, con demasiadas expectativas, so pena de salir un poco desilusionado. Tenía buenas referencias de este libro, que estaba entre mis pendientes a la espera de su disponibilidad digital. Hace unas semanas solo se podía encontrar en catalán y de forma no muy correcta, por lo que me he lanzado a su lectura en papel. Un calvario, una travesía en el desierto soportar en mis brazos el peso sus ochocientas cincuenta y nueve páginas en los más variados lugares. Nunca más. Ahora ya está disponible en formato electrónico, pero el precio es como para echarse para atrás. Yo no tengo ninguna duda de que dieciocho euros es excesivo.

Adrià Ardèvol es un niño solitario, fruto de un matrimonio distante que no le suministra ningún afecto ni cariño, lo que si le hace Lola Xica, una más en la familia que se ocupa de las tareas del hogar. Su padre es un tratante de antigüedades con formas no muy ortodoxas en sus transacciones y que acaba asesinado. Su madre continúa el negocio por el que Adrià no siguiente ninguna ilusión, pero que le permite estudiar en diversos países y llegar a ser una persona culta y bien relacionada. Habla con sus personajes de ficción, “Águila Negra” el gran jefe arapahoo y el “Sheriff Carson”, que le aconsejan y le ayudan a lo largo de toda su vida. Espía a su padre en su despacho escondido tras un sofá y se entera de muchas cosas siendo niño que luego van cobrando sentido a lo largo de toda su vida. Llega a ser un poco de todo, pero culto y europeo, aunque su vida está llena de lagunas en todos sus aspectos. El eje central de la historia es un violín, en cuya funda todavía pueden verse los restos de la sangre de su anterior propietaria. “Si mira Vd. por el orificio de la tapa verá que pone Laurentius Storioni Cremonensis me fecit 1764 y al lado hay dos señales como dos estrellitas. Y debajo de Cremonensis una raya irregular, más gruesa o más fina, desde la eme hasta la última ene”.

En el mismo párrafo del libro se entremezclan personajes e historias de varios siglos, desde un monasterio perdido a los campos de exterminio nazis. Por momentos me he encontrado perdido y aún sigo desorientado tras finalizar su lectura. Un novela monumental ante la que descubrirse, pero difícil, muy difícil de comentar y sobre la que cada uno tendrá sus propias impresiones. La mía es que me ha impactado pero no sabría decir a ciencia cierta si positiva o negativamente. Lo primero que me viene a la mente es que se requiere mucha templanza y muchas ganas para leerlo y asimilar su contenido, un repaso a grandes connotaciones históricas recientes de la historia humana.
-

jueves, 1 de diciembre de 2011

Mira si yo te querré – Luis Leante

Este es uno de tantos libros que adelantan a los que tengo en mi lista de lectura, por consejo de alguien (en este caso mi médico de cabecera), en lugar de ponerlo el último, lo ponemos el primero, y ahí se van quedando otros, que algún día leeré. Y cualquiera se puede imaginar que se trata de una historia de amor, y efectivamente eso es, una maravillosa historia de amor.
Entretejida entre la actualidad y distintos episodios del pasado de los protagonistas, Santiago y Montse, esta historia nos entra especialmente a aquellos que teníamos una edad similar a ellos en tiempos de la muerte de Franco y la ‘pérdida’ del Sáhara por aquella Marcha Verde, muchos conocíamos a algún soldado que estaba allí haciendo la mili, o que la había hecho recientemente, y uno de esos podría ser Santiago, el protagonista de la historia, que se hace ‘lejía’ (como se decía entonces, y no sé si se sigue diciendo ahora, a los legionarios) por la inesperada ruptura de su relación con Montse.
Tras la separación de ambos, cada uno hace su vida, pero sin poder olvidarse el uno del otro. Y veinticinco años después de la teórica muerte del legionario en el Sáhara, cuando Marruecos obliga a España a abandonarlo y cedérselo, Montse descubre que Santiago no está muerto y decide ir a buscarlo.
A mí me ha sorprendido casi todo, la forma de narrar los episodios del pasado, el enlace con la actualidad, la vida nómada de entonces y la de ahora en el desierto, y cuando estás esperando un reencuentro de los personajes, también te ves sorprendido por el formato de dicho reencuentro.
En definitiva una novela sorprendente, con emotivos recuerdos de una época, el fin de la dominación española en el Sáhara, y la vergonzante entrega a Marruecos, de los que nos seguimos considerando ‘amigos’, y nos hemos olvidado de los saharauis, sin más noticias del referéndum que se tenía que haber celebrado hace más de treinta años. Interesante lectura aunque no esperéis ninguna maravilla.

martes, 29 de noviembre de 2011

La Gran Aventura de los Griegos, Javier Negrete


Ufffff! Que estrés, madre mía. Andaba detrás de este libro para desintoxicarme un poco de tanta lectura de romanos y no lo encontraba en digital de ninguna de las maneras posibles. Resulta que lo encuentro en papel en una biblioteca un poco especial con lo que dispongo solo de cinco días para hincarle el diente. Y es un libro grande, por sus medidas, pequeño, por el tamaño de su letra, y grueso, por el número de páginas. Un cóctel explosivo al que se une una gran cantidad de nombres, de hechos, de datos, mucha información en suma.

Un libro de historia muy bien documentado que relata pormenorizadamente el mundo griego desde la Creta Minoica hasta su disolución y absorción por Roma. Apto para ser leído como una novela por su amenidad, es la oportunidad de recuperar y ampliar nuestros conocimientos de historia con una de las civilizaciones de la antigüedad que más aportó a la creación y divulgación del conocimiento. Muchos nombres ilustres que nos sonarán sin duda, como Sócrates o Alejandro Magno, junto a otros que leeremos y olvidaremos al instante. ¿Quién pondría “Cratesiclea” como nombre a una hija o “Epaminondas” a un hijo?. Si algún día está disponible en digital será el momento de hacerse con un diccionario de nombres griegos de lo más curioso. El ir tomando nota a mano no procede.

Javier Negrete es toda una autoridad en la materia y en el género de la novela desde su retiro voluntario como profesor de un instituto de Plasencia. Cualquiera se sentirá atraído por una novela divulgativa en la que la narración es ágil y hábil, con algunas pequeñas reseñas de humor casi irreverente, que en mi opinión se agradecen aunque no sepamos qué pintan en una novela de la Grecia antigua personajes como Bruce Willis o Harrison Ford. Lógicamente no profundiza en los hechos pero algunas anotaciones sobre las personas y las formas de vida son más que interesantes y enriquecedoras. Casi con toda seguridad será objeto de una relectura más pausada en el futuro.

Reproduzco a continuación unos párrafos del libro donde se puede constatar el estilo. El libro está plagado de ellos que arrancan numerosas sonrisas a su lectura.

“Lo malo de gobernar por miedo es que al final tú mismo acabas viviendo con miedo; una idea similar a la que expresa aquel replicante de Blade Runner cuando está a punto de sacarle los ojos a Harrison Ford”.

“Para evitar nuevos asedios, Dionisio hizo fortificar la meseta de las Epípolas, y también reforzó las murallas de la isla de Ortigia, donde se construyó un castillo casi tan inexpugnable como el de Sauron en Mordor”.

“Me temo que a los muchachos que estudian en aquel país les estén llenando la cabeza de delirios étnicos, porque si hay algo que obsesiona a los nacionalistas es meter sus zarpas en la educación”.

“Para evitar que su país se desmembrara, el joven regente contaba tan sólo con un ejército de 6000 soldados, que además acaban de sufrir una humillante derrota a manos de los ilirios y tenían la moral más baja que un equipo a punto de bajar a segunda B.”

lunes, 28 de noviembre de 2011

¿ Cuál fue el primer libro ?

A raíz de la charla celebrada sobre el libro electrónico, Juanlu, una de las almas de la biblioteca y de este blog, me trasmitió una consideración muy interesante acerca del concepto de libro, que concretó así:


Esto es lo que te decía. Hay muchas referencias en el libro “Memorias de Adriano”, de Margerite Yourcenar, acerca de libros pero especialmente la siguiente:

"Había sido nombrado tribuno en la Décima Legión, la Coadjutora; pasé a orillas del alto Danubio algunos meses lluviosos de otoño, sin otro compañero que un libro de Plutarco que acababa de aparecer."

Posiblemente sea una licencia de la autora o de los traductores (habría que leer el original), pero estamos hablando del siglo I, por lo que me llamó la atención esta frase.



Yo leí ese libro en junio de 2009, recomendado por un profesor de psicología al preguntarle por el autor de una frase que nos transmitió en una clase y que es la siguiente:

“Los hombres más opacos emiten algún resplandor: este asesino toca bien la flauta, ese contramaestre que desgarra a latigazos la espalda de los esclavos es quizá un buen hijo, ese idiota compartiría conmigo su último mendrugo. Y pocos hay que no puedan enseñarnos alguna cosa. Nuestro gran error está en tratar de obtener de cada uno en particular las virtudes que no posee, descuidando cultivar aquellas que posee."

Pero no había caído en lo del libro que sin embargo hizo saltar las alarmas a Juanlu.

Me quedé con la mosca tras la oreja aunque le contesté a bote pronto que me inclinaba por una licencia o incluso un error en la traducción, ya que la autora tiene mucho caché en esos temas y es raro que se le pasara por alto. Como dices, habría que localizar el original.

A los pocos días retomé el tema e intenté indagar un poco. En castellano se entiende por “libro”, según el diccionario en su primera acepción, “Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen”.

Después de indagar y bucear por la red, encontré varios sitios en los que se apunta a que fue el “Sutra de Diamante”, en China, hacia el año 868 de nuestra era, impreso de alguna manera a partir de bloques de madera, lo que podemos entender como un anticipo de la imprenta propiamente dicha. Un sitio que podía considerarse autorizado puede consultarse en este enlace.

En todo caso parece que en el mundo romano no había libros como tales, por mucho que Marguerite lo indique. No sé por qué me empeñé en intentar localizar el libro original en inglés para verificarlo. En GOOGLE BOOKS hay algunos fragmentos de los libros publicados en inglés, se supone más originales que el de castellano, pero no está o no he encontrado el texto que motivaba este intercambio de opiniones sobre el concepto de libro.

A los pocos días recibí un correo de Juanlu con una excelente información que estimo es la clave de este entuerto y que reproduzco íntegramente a continuación:


He encontrado el libro en una versión en francés original tal y como lo escribió la escritora y en el párrafo en cuestión se refiere al libro de Plutarco como "volume" aunque en varias ocasiones utiliza también el término "livres". En un diccionario francés, veo lo siguiente:

VOLUME: ANTIQ. (égyptienne, gr. et lat.). Ensemble de feuilles manuscrites collées côte à côte et enroulées autour d'un bâtonnet. Deux petites tablettes portent une douzaine de volumes roulés (Louÿs, Aphrodite, 1896, p. 175).
LIVRE:I. − Assemblage de feuilles en nombre plus ou moins élevé, portant des signes destinés à être lus. Synon. bouquin (fam.), ouvrage, volume. A. − [Le livre comme objet]
HIST. DU LIVRE
a) Ouvrage écrit (le plus souvent d'un seul côté) sur un support varié et se présentant sous la forme d'un rouleau. Livre de papyrus; livre sur soie. À la voix du premier (le Dieu des chrétiens) les fleuves rebroussent leur cours, le ciel se roule comme un livre (Chateaubr., Génie, t. 2, 1803, p. 485).
♦ Livres éléphantins*.
b) Ensemble de feuilles de parchemin ou de papier écrites des deux côtés et rassemblées en cahiers. Livre de parchemin (synon. codex). Au ive siècle, les parchemins étant réunis en cahiers et reliés, le livre manuscrit remplace le rouleau (Civilis. écr., 1939, p. 50-8).


Es decir, que en francés se pueden utilizar indistintamente ambos términos para referirse a una obra escrita sobre cualquier soporte (hojas de papel o pergamino). Quizá en español seamos más puristas y pensemos en el libro encuadernado y con su lomo y sus tapas, aunque la RAE lo define en sus dos primeras acepciones como:

1. m. Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen.
2. m. Obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte. Voy a escribir un libro. La editorial presentará el atlas en forma de libro electrónico.


Vamos, que creo que no merece la pena dedicarle más tiempo, y aceptar libro como lo que leían los romanos (los cultos, claro).


Hasta aquí el último correo de Juanlu como colofón a un enriquecedor intercambio de opiniones del que dejamos constancia en el blog para público conocimiento.
.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Historia Universal - XXI Capítulos Fundamentales,
David García Hernán

Normalmente se espera a finalizar la lectura de un libro para hacer una reseña del mismo. En este caso me voy a saltar la norma. Reconozco que solo he leído tres capítulos que versan sobre La Prehistoria, Mesopotamia y Egipto y Grecia y el Mundo Helenístico, pero me han servido para iniciar mi gusto por la historia. Hay un valor añadido que me da alas para hacer este comentario: haber oído en clase, de boca del autor, las explicaciones de los dos primeros. Un regalo delicioso para los oídos y la vista.

No tenía en buena estima la historia de mis recuerdos del bachillerato que datan de más de cuarenta años atrás. Los motivos, quién sabe, el profesor, los libros con sus fotos en blanco y negro, la edad…. Se aprobó la asignatura, pero no quedó poso. Ahora es diferente, un profesor que transmite, imágenes grandes a todo color en lugar de la pizarra negra, documentación adicional en internet que permite ampliar los conocimientos, el propio libro…. un caldo de cultivo para recobrar la afición, las ganas y la motivación por conocer los hechos que han acontecido y de los que deberíamos aprender todos por aquello de que la historia se repite.

Es un libro de texto, especialmente concebido como apoyo a las clases en la universidad. No unas clases cualesquiera sino dentro de un Programa para Mayores que se resume en un par de palabras: fascinante y seductor. Contar la Historia de la Humanidad, toda entera, en ochocientas páginas y no aburrir es toda una hazaña. Un libro escrito en un lenguaje claro, cercano, entendible y atrayente que hace que se pueda, se deba, leer en lugar de, o por lo menos además de, tantos “codigosdavinci” o novelas negras suecas que están tan de moda últimamente. Ágil, documentado, escrito por una autoridad en la materia que nos acerca de forma cómoda y amena a hechos tan trascendentales con una forma resumida de mostrar los eventos más destacados de cada uno de los veintiún fragmentos, capítulos, de que consta el libro.

Por eso recomiendo encarecidamente su lectura como si fuera una novela, quizá no de un tirón, pero si capítulo a capítulo, de vez en cuando, para refrescar o conocer aspectos básicos muy interesantes. Cuando acabe el libro, cuando acaben las clases, volveré por estos pagos a rematar mi impresión, que no dudo será mejor si cabe pero que es parcial a todas luces en estos momentos. Gracias profesor, gracias David, por abrirnos esta ventana al pasado, nuestro pasado y el de toda la humanidad. Ya no podremos dejar de mirar por ella.

La Odisea, Homero

Tanto leer libros actuales o casi actuales que a veces nos olvidamos de leer a los clásicos. Por una cuestión que no viene al caso me he visto obligado a leer este libro, de lo que al final me alegro sobremanera. Por cierto, tendríamos que definir el concepto de libro y desde aquí exhorto a nuestro compañero Juanlu a consignar en el blog su muy interesante estudio, que hemos compartido por correo, acerca del concepto de libro. Ochocientos años antes de Cristo, fecha en la que se cree fue escrita La Odisea, no existían los libros.

Sobrecoge el tener que hacer un comentario que además sea necesariamente breve. Cuantos no se habrán hecho ya sobre él, desde numerosas ópticas y perspectivas. La Odisea nos narra el viaje de Ulises, Odiseo, de vuelta a su casa tras la guerra de Troya. ¿Tendríamos que leer antes “La Ilíada"?.Un viaje que dura años, lleno de vicisitudes con hombres y dioses y que pone ante nuestros ojos un mundo mágico en el que los dioses parecen envidiar a los mortales. Los dioses son eternos y por tanto aburridos mientras que los hombres viven un momento efímero, único e irrepetible que acaba con la muerte, que los iguala a todos y es el final tras el que no queda ninguna esperanza.

Odiseo va salvando dificultades enormes y va viendo morir a sus compañeros hasta alcanzar Ítaca, su tierra y su casa, donde Penélope, su esposa, y su hijo, Telémaco, se resisten a creer que ha muerto a pesar de los años transcurridos. Odiseo lucha y vence al cíclope Polifemo, resiste las añagazas de la hechicera Circe, baja al hades a charlar con Tiresias, resiste el canto de las Sirenas, visita la isla de Helios y sus vacas sagradas, escapa a las garras de Calipso y llega al reino de los Feacios que le ayudan a volver a su patria, de la que lleva ausente veinte años.

En todo momento los dioses están de su parte, especialmente Atenea que le vigila, le acompaña, le aparta de los peligros, le ayuda y le habla sobre su futuro. En Ítaca, su esposa Penélope le espera, de forma activa, defendiendo la vuelta de su marido, asediada de pretendientes que quieren a toda cosa casarse con ella para poseer el palacio y los bienes de Odiseo. Los pretendientes pasan el día en la hacienda de Penélope comiendo, bebiendo y ultrajando a las esclavas. Pero Ulises llega por fin convertido al principio en un mendigo y solo revelando su identidad a un porquero que cuida sus rebaños y que le ha sido y le sigue siendo fiel. Su hijo Telémaco le reconoce con ayuda de Atenea. Aunque estando como mendigo en su palacio le reconoce una esclava por una cicatriz en un pié, esta no revela su identidad y le permite preparar con calma y junto con su hijo la recuperación de su identidad y su venganza sobre los pretendientes.

La Odisea habla de hechos que ocurrieron más de trescientos años antes y que Homero escribe utilizando el alfabeto griego casi recién estrenado. Los hechos le han llegado a través de la palabra, transmitiéndose como cuentos o poemas de generación en generación y por tanto sujetos a cambios. Los Aedos o juglares eran los encargados de este boca a boca y era una forma de entretenimiento pero también de educación, información y transmisión de valores. Quizá un poco pesado en sus inicios, a medida que va avanzando y uno se acostumbra al lenguaje y a ciertas repeticiones o muletillas, el libro alcanza un interés creciente. Y si conseguimos trasladar nuestra imaginación a un mundo que tuvo lugar de tres mil años atrás, el gozo puede ser indescriptible.

sábado, 19 de noviembre de 2011

A que velocidad cambian las cosas

Hace en estos momentos justo una semana que estábamos en la charla sobre el Libro Electrónico que se comentó en el blog y que puede verse en este enlace. En tan solo una semana parece que todo se ha disparado y acelerado de tal manera que parte de lo que se habló y que podía estar vigente hace una semana, ahora ha quedado casi obsoleto.

Dos acontecimientos han suscitado mi atención, aparte de numerosos anuncios y artículos en periódicos y revistas. Uno de ellos ha sido la salida al mercado de Ediciones B poniendo a disposición de los potenciales lectores una gran cantidad de libros en formato electrónico, a unos precios que a mi entender son ajustados y además, no en todos los casos es cierto, con el compromiso de no utilizar el DRM, ese famoso "piojo" que lo único que consigue es traer por la calle de la amargura a los clientes, que en no pocas ocasiones desisten de la compra por sus inconvenientes y se dirigen a las zonas, numerosas, de descarga gratuita.

Esta noticia ya de por sí importante se me ha disparado en la mente al acceder a una de las páginas más punteras y activas desde hace años en lo relacionado con el libro como es Casa del Libro. En esta web, hace muy pocos días, había que buscar y buscar con mucho ahínco las ediciones digitales, que estaban como escondidas para que no se vieran, y utilizaran, mucho. Pues hoy, en primera portada, el anuncio de una oferta que tiene una pinta excepcional, la de un lector electrónico de tinta que habrá que valorar acompañado de un libro muy actual, nada menos que el último Premio Planeta. Ese libro está en formato electrónico a fecha de hoy por los quince euros, lo que deja el lector en un precio muy competitivo, ya digo, a la espera de un estudio más concienzudo sobre sus características.

Esto está lanzado y no hay quién lo pare. Parece que las editoriales y los libreros, al menos los grandes, han entrado en la rueda que gira a toda velocidad, bien es verdad que un poco tarde, cuando hay mucha oferta de libros gratuitos derivada de la falta de accesibilidad legal que ha habido hasta ahora.

Queramos o no estamos obligados a respetar los derechos de autor. Más que nada para que los autores coman y sigan escribiendo para que los lectores podamos disfrutar de sus historias. La excusa de la mal llamada "piratería" se va reduciendo a marchas agigantadas y ahora ya habrá que decidir entre coger lo gratis, de alguna manera de forma ilegal, o pagar por aquello que realmente nos guste y vayamos a disfrutar, como hemos hecho durante años con el papel y, justo es decirlo, a unos precios también desorbitados.

Lo malo aquí son las infraestructuras ya montadas en páginas de descargas nacidas con anterioridad y que en su dinámica presumiblemente vayan a seguir funcionando, con o sin Ley Sinde por medio.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Lenguas y Tecnología. El Libro Digital


Esta misma mañana he tenido la oportunidad de asistir a una conferencia coloquio en la Biblioteca María Zambrano de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid con motivo de la Semana de la Ciencia de Madrid. Convocados por la empresa MOLINO de IDEAS , especializada en todo lo que rodea al lenguaje y su procesamiento, se han dado cita tres ponentes que nos han transmitido sus sentimientos y conocimientos acerca del libro digital.

Mercedes, cuyo apellido no se ha mencionado o no he estado atento, catedrática de Literatura nos ha comentado que la convulsión y revolución que rodea al mundo del libro era una cuestión anunciada hace muchos años, casi un siglo, pero que estaba pendiente de una tecnología como la actual que lo hiciera posible. Ya se hablaba en 1913 del “libro de acero”  y de conceptos como neo-escritura y neo-oralidad, así como de las transformaciones en la arquitectura de los párrafos y el manejo de la capacidad expresiva del texto. Leer, con profundidad, o mirar, disolver el texto en el papel o ahora en el dispositivo, toda una cuestión. Es probable que ahora se lea más, no solo libros pero con una lectura más superficial y rápida derivada del acceso a mucha información que es imposible de digerir sin una lectura pausada.

A continuación ha intervenido Luis González, con una larga trayectoria en el mundo del libro como miembro de la FUNDACIÓN GERMÁN SÁNCHEZ RUPÉREZ que lleva desde 1981 dedicada a la promoción del libro y la lectura. En su opinión, el foco debe estar puesto en el LECTOR, con mayúsculas, y en lo que este  demande, debiendo el resto de actores esforzarse por servirle, pues en el fondo es el consumidor que, al menos teóricamente, paga. La fundación realiza numerosos estudios de forma continua con público de todas las edades que pueden consultarse en páginas como LECTURALAB o TERRITORIO EBOOK además de la web de la propia fundación. Una intervención densa sobre muchos de los aspectos que rodean al mundo del libro y como el soporte, pasado, actual o futuro, es solo un medio para que el lector acceda a los contenidos. Se está construyendo un nuevo concepto de biblioteca que verá la luz en breve denominada CASA DEL LECTOR cuya web está todavía escueta de información pero con profundas intenciones.

Por último ha intervenido el autor Benjamín Escalonilla, que ha manifestado que los aparatos electrónicos son incómodos. Emplea las nuevas tecnologías y la combinación de todos los aspectos posibles para conseguir que el texto capte la atención del lector. Un ejemplo es su novela “Generación tch!” que si bien es una entidad como tal en su edición en papel, tiene enriquecimiento y continuación en la web, donde se da vida y continuación a lo escrito, pero teniendo cuidado de no desvirtuar y/o saturar al lector. Este tipo de nuevos textos permiten la aleatoriedad, la interactividad, la animación e incluso la adaptación al lector que puede ir escogiendo desde que punto de vista de los protagonistas lee la novela, entendiendo que cuando elige uno se pierde los otros. Es una obra viva que permite o da cabida al concepto de “multiautor” combinando diferentes aspectos de la escritura complementada con sonidos, vídeos, fotografías, etc. etc. Todo un mundo por explorar y muy especialmente en el apartado de los libros de texto para escolares y maestros. 

Tras la exposición, una charla coloquio de los asistentes ha llevado el acto a prolongarse casi una hora más de lo previsto, pero todos nos sentíamos cómodos con las exposiciones, observaciones y preguntas. Los precios, las editoriales, la piratería y los otros asuntos clásicos y candentes del tema han sido tratados y compartidos por los asistentes con sus diferentes puntos de vista.

La experiencia ha sido positiva, enriquecedora y constructiva. Que se repita. 

martes, 15 de noviembre de 2011

Mientras Duermes, Alberto Marini

Me llamó la atención por el estreno reciente de la película del mismo título y que según quienes la han visto es verdaderamente intrigante y agobiante. Por lo general me gusta leer el libro antes de ver la película y esta forma de hacerlo por lo general reporta más beneficios que hacerlo al revés.

Cillan es el portero de un edificio de pisos situada en Nueva York, que anteriormente trabajó de enfermero, profesión que le viene como anillo al dedo para sus intrigas. Es un personaje siniestro que lleva poco tiempo de servicio en la comunidad y que, incapaz de disfrutar de la vida, gusta de hacer sufrir a los vecinos, si bien con una sonrisa falsa y mostrándose amable y solícito en la mayoría de los casos. Por su trabajo dispone de llaves y acceso a las viviendas. Para él mismo su vida no vale nada y de hecho sube a diario a la terraza a decidir, de forma aséptica, si suicidarse saltando al vacío o seguir viviendo. Por lo general encuentra alguna razón para seguir con sus andanzas y generar problemas en la vecindad, algunos de palabra y otros más físicos. Su felicidad se basa en generar infelicidad en los que le rodean.

Tiene fijación con una joven, Clara, que vive sola en un apartamento con la que pasa las noches utilizando métodos poco ortodoxos, y a la que inflige toda clase de vejaciones de tipo físico sin que ella sepa quién es su autor. La forma positiva de Clara de afrontar los inconvenientes que le van surgiendo encoleriza más a Cillan que busca y rebusca en su conciencia formas más sofisticadas de hacer daño. Sus andanzas son observadas por la vecinita de enfrente que le chantajea sin piedad al conocer sus entradas y salidas sin causa justificada, incluso a altas horas de la noche. Uno de los vecinos le tiene calado y hace lo posible y lo imposible por pillarle en renuncios, cosa que consigue pero sin pruebas evidentes.

La llegada a la vivienda del novio de la chica, que vive en otra ciudad, dispara la situación y lleva al desenlace de la novela, cuya trama no se puede desvelar sin quitar la intriga.

A la espera de ver la película y por lo que a mí respecta, la dinámica de la acción no logra transmitir al lector la complejidad y dureza de la situación. En algunos momentos todo lo más consigue arrancar una mueca de desagrado por lo irreal de los contextos y aunque se mantiene hasta el final la expectación por ver qué sucede, el final es casi más una liberación que otra cosa. Dan ganas de acabar para pasar a otra lectura más interesante y enriquecedora.

La Torre Oscura - Stephen King

Leí una noticia acerca de que pensaban hacer en Hollywood una trilogía cinematográfica y una serie de TV basadas en La Torre Oscura de Stephen King, con Javier Bardem como protagonista. No había oído hablar de ella y me puse a buscar por la red, encontrando unos comics sobre esta obra; les eché un vistazo, me gustaron y, antes de que me destriparan la historia, me he metido con la serie de siete novelas más un relato corto que componen esta saga.

En la primera parte, "El Pistolero" también llamada "La hierba del diablo", un pistolero en un mundo extraño (que "se ha movido") persigue por un desierto inacabable a un hombre de negro. No sabemos quienes son, ni de donde vienen, ni donde están, sólo que la búsqueda está relacionada con una Torre Oscura que Rolando, el pistolero, quiere encontrar. En su viaje, se cruza con varios personajes que nos dan alguna pista acerca de la naturaleza del hombre de negro y del origen de ambos. Finalmente le alcanza y le echa las cartas a Rolando en las que le muestra tres personajes que aparecen en su futuro.

King escribió esta novela en 1982 sin tener muy claro hacia donde le iba a llevar y se nota, es un argumento muy raro. Dejé pasar unos días porque no estaba seguro de si quería seguir, pero finalmente caí en la tentación y es que la verdad es que se lee muy fácilmente.

La segunda novela se titula "La llegada de los tres" o "La invocación". La primera terminaba con Rolando en una playa sin saber muy bien que hacer, pero en ésta encontrará tres puertas "intertemporales" a través de las que accederá a la ciudad de Nueva York en diversas épocas, a fin de reclutar a los tres personajes que le había revelado el hombre de negro, y que le han de ayudar en su misión. Poco a poco se van aclarando algunos misterios y apareciendo otros y en este punto, al finalizar el segundo libro, la historia me enganchó totalmente.

Se trata de una mezcla de fantasía, ciencia ficción, terror, misterio y "western" que extrañamente casan muy bien, al menos en mi opinión. No soy/era un entusiasta de Stephen King pero creo que ningún otro autor habría sido capaz de realizar esta fusión con éxito, salvo Asimov que ya no está entre nosotros. Decir de una novela de Stephen King que es alucinante no significa mucho, pero es así. Como diría House, mola.

(continuará)

domingo, 13 de noviembre de 2011

Acceso no autorizado, Belén Gopegui

Veinte euros en papel, seis en digital, números redondos, parece que las cosas van llegando a donde deben, aunque sea a la fuerza. Este libro trata sobre los entresijos del poder en los últimos años. Una izquierda al menos teórica que no ha hecho lo que debía y se ha plegado a los tejemanejes de lo que se ha dado en llamar mercados, tanto de fuera como de dentro. Las acciones del estado en el tema de las “cajas” y como su tratamiento político, urdido en manos de la vicepresidenta, acaba por forzar su salida del gobierno hostigada y vilipendiada por su presidente y alguno de los ministros, “coincidentes de viaje” que no compañeros, ni de gobierno ni de partido. Los intereses marcan los destinos y no es bueno oponerse a ellos, sino dejarse llevar, caiga quien caiga.

Ordenadores y hackers, jóvenes y no tan jóvenes, es el andamiaje de una novela de intriga en la que aparece retratado sin nombrarla la figura de la ex vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega. Aunque a mi juicio hay algo de ciencia ficción en los planteamientos tecnológicos de redes e intrusiones de ordenadores ajenos, no son demasiado descabellados y sirven con precisión a los intereses del desarrollo de la narración. La vicepresidenta, Julia Montes en el libro, tiene por las noches un confidente; su ordenador personal. Se fía y confía en él, en lo que da en llamar para sí y para algunos amigos de su círculo cerrado “la flecha”. Los consejos, comentarios e incluso documentos de la “flecha” son acertados y ganan la plena confianza de la vice, que llega a comentar el hecho con algunos amigos íntimos, entre ellos Luciano, un antiguo sindicalista compañero de cien mil batallas, que la hacen ver el peligro de seguir por esa vía.

Firme en su convicción, la narración llega hasta la rueda de prensa, con sorpresa, de su despedida obligatoria, de un día para otro, del Gobierno. Los entresijos en la sombra siguen y seguirán, esté quién esté y gobierne quien gobierne.

La narrativa es fluida y como digo no demasiado descabellada en sus planteamientos tecnológicos. Bien retratados los aspectos humanos de hackers, abogados, sicarios, matones, antiguos sindicalistas y algún que otro secretario traicionero a su jefa. Es fácil durante la lectura ponerse en la piel de Julia y casi compadecerse de ella, entender su desencanto por su labor que intenta y no puede hacer y que a pesar de su poder teórico, no es más que una marioneta entre todo. El poder de la economía y la banca queda claro en esta novela, pero solo es una fabulación, nada que se parezca a la realidad. Pura imaginación de la autora.

Conferencia sobre el libro digital en El Escorial



Este era el cartel de la charla / conferencia que Angel Luis, habitual posteador de este blog impartió ayer en la Biblioteca Municipal Pedro Antonio de Alarcón en El Escorial. Intentaré poner a disposición de los lectores de este blog la presentación, en formato pdf ya que resultaría imposible con todos los complementos de video que Angel Luis incluyó en ella, y que nos hicieron disfrutar a TODOS, también a los que ya llevamos tiempo 'integrados' en la era digital, de una hora de historia, del porqué debemos adaptarnos a esta tecnología, de lo que nos va a llegar, y de que esto no significa renunciar al pasado.
Los que conocemos a Angel Luis desde hace años, sabemos de su capacidad, y aunque yo sabía que nos iba a dar una conferencia extraordinaria, sinceramente tengo que reconocer que no esperaba tanta perfección, porque yo, que trabajé muchos años junto a él, y siempre he defendido que técnicamente, no había nadie que lo superase en su área de conocimiento, también tenía asumido que en el campo del marketing necesitaba progresar, y VAYA SI LO HA HECHO. Ya quisieran muchos que una conferencia sobre cualquier tema estuviera tan bien desarrollada y fundamentada como estaba esta que disfrutamos ayer.
Y no me voy a enrollar ni a hacer ningún resumen de la misma, quien desee la presentación, lo puede solicitar a través de los comentarios y se la haremos llegar. No obstante, ya fue tal el éxito de ayer, con todo el aforo de la sala completo, que ya le han solicitado a Angel Luis que imparta la conferencia en otra Biblioteca de otro pueblo cercano, y que anunciaremos en su momento. Yo disfruté tanto que pienso repetir, y si además organizamos otra comidita entre amigos como la que hicimos ayer después de la conferencia, y que luego reseñaré en el Blog Cociditos, pues con mayor motivo.

Enhorabuena Angel Luis por tu conferencia y asistiré a la siguiente, en la que, no se cómo, pero sé que la mejorarás.

jueves, 10 de noviembre de 2011

El Prisionero del Cielo, Carlos Ruiz Zafón

Hacer la reseña de un libro que todavía no ha sido publicado tiene su encanto. Hace un tiempo sería como una traición, suponiendo que se disponía del texto por confidencia del autor o por distracción de la editorial. Hoy día también lo es lo mismo y algo así ha debido producirse para que la versión electrónica de este libro esté circulando libremente por la red una semana antes de la fecha oficial de su publicación, 17 de Noviembre de 2011, según consta en números diarios y blogs y en la propia pagina web del autor.

El Prisionero del Cielo cierra la trilogía de “El cementerio de los libros olvidados” iniciada por Carlos Ruiz Zafón en 2001 con “La Sombra del viento” y continuada en 2008 con “El juego del Angel”. Me gustó enormemente el primero y ya no tanto el segundo, pero la oportunidad de leer un libro antes de tiempo ha motivado que haya acometido su lectura y en menos de un día tenga una opinión, como siempre muy personal, que verter en este blog.

En la Barcelona de la posguerra, La librería Sempere e Hijos continúa persistiendo en la calle de Santa Ana con mucho número rojo en sus cuentas. Un día en que Daniel Sempere, el hijo, se encuentra solo en la librería, recibe una extraña visita de un personaje que le compra el libro más caro, le paga con un billete estratosférico del que no espera cambio y para remate se lo dedica a Fermín, un conocido de los Sempere de extraño pasado que colabora con ellos en la librería, al tiempo que le pide al joven Daniel que se lo entregue. La dedicatoria es extraña y fuerza a Fermín, con nombre inventado y personalidad estrambótica, a contar a Daniel un episodio anterior de su vida acerca de su estancia en prisión en el Castillo de Montjuic y como escapó mediante la utilización de la “vía mortis” en una versión actualizada, curiosa e ingeniosa de “El Conde de Montecristo”. El que hace de abate en esta entrega es el escritor David Martín, más que conocido de la madre de Daniel, fallecida cuando contaba cinco años, que suplica por su destino al insidioso director de la prisión, Mauricio Valls, malísimo escritor con pretensiones y protegido del franquismo.

Tras la conversación, nuevos y profundas interrogantes anidan en la mente de Daniel acerca de la muerte de su madre, Isabella, que conectan con una extraña carta de amor que ha recibido Beatriz, Bea, su esposa y madre de su hijo Julián. La novela avanza con fluidez hasta que Daniel acompaña a Fermín en su vista al “Camposanto de los tomos enajenados” donde se desvelan algunas claves de la historia desconocidas para ambos.

Podría ser más detallista y extenso con las partes y entresijos de esta, para mí, buena novela, pero sería quitarle la gracia, por lo que es mejor que el futuro lector las vaya descubriendo por sí mismo. Se lee bien y rápido, no en vano lo he hecho en menos de un día, al haber conocido vía RSS su disponibilidad en un canal a las 20:19 de la tarde de ayer, aunque se podía localizar sobre la misma hora en un fichero comprimido de tipo “.rar” con los cuatro formatos más comunes en varios canales más.

El lenguaje utilizado por el autor es muy fluido, como la historia, agradable, preciso y fácil de seguir, con dominio de la acción y manteniendo en todo momento la atención con las frases justas y dando la sensación de no querer escribir líneas por escribir para llenar más y más páginas. Las frases en boca de Fermín son ingeniosas, cuidadas y para conservar en un compendio de fraseología. En suma, he disfrutado mucho con su lectura, si bien esta ha sido un poco rápida, con lo que no descarto una relectura de toda la trilogía dentro de un tiempo.

jueves, 3 de noviembre de 2011

HAY ALTERNATIVAS, Vincenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa


Un libro para leer y cuanto antes. Para aclarar muchas de las cuestiones de la economía en estos días convulsos y la marcha del “negocio” sobre la que parece que tenemos algo de idea y no ocurre otra cosa que estamos manejados por unos cuantos. Escrito por tres catedráticos y economistas y prologado por Noam Chomsky, este libro iba a ser publicado el 19 de Octubre por una editorial que no nombro para no hacer propaganda gratuita que no merece, pero de las que tienen nombre en el panorama nacional. Quizá la coletilla del título “Propuestas para crear empleo y bienestar en España” no hacía aconsejable, para algunos pocos, su publicación en estas fechas en las que estamos inmersos en una consulta electoral. Así, de buenas a primeras, se suspende la edición programada sin ninguna razón.

Los autores no se conforman y utilizan la potencia de la red para difundir, de forma gratuita, el libro, además de buscar alternativa impresa con otra editorial, Sequitur, pero el tiempo pasa y lo que llega de forma inmediata a cualquier parte del mundo vía web, tarda un poco más en llegar en formato papel, además del coste correspondiente. Diez euros es el precio, casi nada para la joya que contiene en su interior.

De una forma clara, aunque profunda, con datos objetivos, los autores nos dan la pauta y las explicaciones de por qué estamos como estamos, y lo que es peor, donde seguiremos, o nos hundiremos más, si seguimos “erre que erre” con las mismas políticas y las mismas soluciones, que no son otras que dar palos a muchos, los de siempre, para favorecer a poco, también los de siempre. Una idea aclaratoria: los bancos ponen en la calle a quién no puede pagar su hipoteca y al mismo tiempo el Gobierno les inyecta miles de millones de euros porque están muy malitos los pobres.

La información, correcta, veraz y entendible es fundamental para ordenar nuestro pensamiento y ayudarnos a seguir tomando decisiones en nuestras vidas. Este es un ejemplo de para lo que sirve la red y como poco a poco los que quieren poner puertas al campo se están quedando sin tantas puertas para cerrar tanto campo. Los poderes económicos, muy poderosos, ayudados por los poderes políticos, verdaderos titiriteros en sus manos, tratan de imponernos machaconamente sus ideas sin que nosotros nos resistamos mínimamente y así van pasando los años.

Hay alternativas eficaces que no son las que nos están diciendo y aplicando y en este libro se proponen, se aclaran y se documentan con precisión. Una joya que hay que leer, ya digo, cuanto antes. .

miércoles, 2 de noviembre de 2011

La Saga de Geralt de Rivia - Andrzej Sapkowski

Ya he terminado de leer la saga completa tras comprarla en edición de bolsillo y volver a comprarla en tapa dura en el Círculo de Lectores. Cuando una colección merece la pena no puedo resistirme.

La saga la componen siete títulos: los dos primeros son recopilaciones de relatos cortos, el resto novelas.


  • El Último Deseo
  • La Espada del Destino 
  • La Sangre de los Elfos
  • Tiempo de Odio
  • Bautismo de Fuego
  • La Torre de la Golondrina
  • La Dama del Lago
Hay que reconocer que el brujo, Geralt de Rivia, tiene tirón. Un buscavidas que, a cambio de una paga justa, limpia de monstruos aldeas, cuevas, criptas, campos, vertederos. Poca magia y mucha espada y mala leche. Geralt engancha por su cinismo, por esa dureza que cubre su parte más blanda y sensible. 
Su inquebrantable moral. 

Se va trasformando al darse cuenta de que, a veces, los hombres son los monstruos; que, por mucho que luche, no puede cambiar nada; que su moral no hará mejor el mundo, que el bien no puede existir sin el mal, que nada de lo que haga desequilibrará la balanza.

Como contrapunto está Cirilla, Ciri, Princesa de Cintra, unida a Geralt por el Destino y que se convertirá en fugitiva por las persecuciones a la que se verá sometida por sus especiales habilidades. Reyes y hechiceros, los que mandan y el poder en la sombra, buscarán a esta Ciri con todo su empeño. Asesinatos, guerra, cazacabezas... nada se escatima para controlar el poder de la pequeña Ciri. 

Cuando Ciri conoce su Destino, lejos de aceptarlo, se rebela contra él, se resiste a ser utilizada. Contrariamente a Geralt que parece rendirse ante la vida, Ciri lucha hasta el último aliento para cambiar la Profecía que está escrita.

Lo mejor de esta saga es la prosa del autor, y su forma de aunar las viejas tradiciones y cuentos europeos en una historia fantástica llena de críticas a la situación actual del mundo. Una saga que va ganando en intensidad hasta La Torre de La Golondrina, para terminar desinflándose. Cerrando huecos de forma precipitada, eliminando algunos personajes interesantes y dejando preguntas sin respuesta.

Viento fresco para la literatura fantástica.


HHhH - Laurent Binet

El título del libro, HHhH son las iniciales de Himmlers Hirn heisst Heydrich, «el cerebro de Himmler se llama Heydrich». Y el libro va de las aventuras de Heydrich, un auténtico nazi, culto, atractivo, llegado casi de casualidad a las SS, que progresa en ese mundo sanguinario como es imposible comprender desde una perspectiva 'humana' y que concluye con el atentado organizado por checos y eslovacos, con ayuda de los Aliados, para intentar acabar con la vida de Heydrich 'rey de Praga', donde viaja en Mercedes descapotable y sin escolta, porque se consideraba inmune.

Me parece tan duro el libro, que no recomiendo a nadie que se lo trague, amén de que no llego a comprender el estilo narrativo de este novel autor, esta es su primera novela. Lo único que nos queda claro es lo que tantas veces hemos leído, la crueldad del nazismo, la sinrazón de la violencia gratuita, el asesinato porque si, de tantos miles y miles de personas, la experimentación en humanos 'de segundo grado' para salvar vidas de los arios en un futuro. En fin tanta crueldad, que lo único que uno consigue es que se le ponga mal cuerpo pensando en la atrocidades sucedidas en la Segunda Guerra Mundial y en las delaciones traicioneras que promovieron los nazis para capturar a los que atentaron contra la vida del Monstruo de Praga, que tan bien ganada tenía su muerte.

viernes, 28 de octubre de 2011

El Puente Invisible, Julie Orringer


Andras Levi es el segundo de tres hermanos de una familia húngara humilde.Por unas ilustraciones publicadas en un diario, consigue una beca para estudiar arquitectura en una prestigiosa escuela de Paris, donde marcha con una maleta por todo equipaje material pero con muchas ilusiones. No sin dificultades se ajusta a la vida en la gran ciudad, teniendo que trabajar duro ante la retirada de la beca por su condición de judío. Es brillante en sus estudios y buen amigo de sus amigos. Ha transportado una carta por encargo desde Hungría para C.Morgenstern, una mujer mayor que él, aunque no mucho, con una hija joven y que se gana la vida dando clases de danza en su piso de Paris. Cuando lo que parece es que Andras va a hacer migas con la hija de Klara, de quién de verdad se enamora, y profundamente, es de la propia Klara, que a pesar de la diferencia de edad y sus condiciones familiares accede a la relación.

Los sucesos previos a la Segunda Guerra Mundial dejan a Andras sin documentación en París, teniendo que volver de forma súbita a Hungría. Klara le acompaña con mucho riesgo pues ella tuvo que salir del país por problemas con la justicia no suficientemente aclarados. Lo que parece que va a ser un tiempo corto se convierte en años al ser llamado Andras a filas y sufrir los peores momentos de su vida en el ejército, en diferentes destinos, viendo morir a sus amigos y sufriendo penalidad tras penalidad, mientras su esposa Klara, con dos hijos sobrevive como puede ante los horrores de la guerra en un bombardeado Budapest tomado por los alemanes que no expresan precisamente su simpatía por los judíos.

Al final llegan a estar juntos aunque las secuelas de la guerra en familiares y amigos dejan una huella profunda en ellos y en sus vidas. El final, corto y rápido, los sitúa ya como abuelos a través de la confidencia de un nieto.

Excelente e interesante narración que va creciendo en intensidad desde la vida plácida en París hasta los duros días en Budapest. Una relato duro que permite seguir casi en carne viva los avatares de los judíos en aquella época. Un amor llevado a su más alta expresión que rompe las barreras y permanece vivo a pesar de la separación forzada y todos los inconvenientes. Unas familias destrozadas por la guerra y la sinrazón del nazismo. Es densa de leer pero deja un poso profundo de haber degustado una buena narración de los hechos sin entrar en juicios.

miércoles, 12 de octubre de 2011

El alma de las piedras - Paloma Sánchez-Garnica

No recuerdo donde leí algo sobre este libro, lo que si recuerdo es que lo comparaban con Los pilares de la Tierra y La Catedral del mar que fue lo que realmente me incitó a ponerme a leerlo, y sacando muchas conclusiones positivas del mismo, creo que compararlo con esas dos obras, es para mi modesto entender muy pretencioso.
Todo comienza en el año 824 cuando el obispo Teodomiro acompañado de su ayudante Martín de Bilibio y guiados por el eremita Paio descubren una tumba, que 'hacen' que sea la del apóstol Santiago para levantar el ánimo de los católicos que se sienten muy abandonados en esas tierras próximas al finis terrae. El obispo, consciente de haber urdido un engaño, escribe una especie de testamento La inventio donde deja constancia de la verdad, pero que hay que preservar porque lo que ha supuesto el Camino de Santiago para tantos creyentes no se puede dilapidar. Martín de Bilibio será el responsable de proteger y guardar La inventio y por lo tanto el personaje principal de esta parte de la historia.
Doscientos setenta años después (1094) aparece la protagonista de la otra historia, Mabilia, hija de un conde de una región francesa próxima a Dijon, que muere en una batalla al servicio del Rey, se ve obligada a huir junto con su hermano pequeño, heredero del condado, porque el hermano del conde, urde una trama para quedarse con el condado y quiere matar al heredero oficial, de tan solo dos años, y se plantea un matrimonio sorprendente.
Y este es el comienzo de la gran aventura de Mabilia, que se ve obligada a transformarse en joven novicio, ya que no puede viajar como mujer porque es buscada por su tío con una ferocidad difícil de encontrar en los personajes mas sanguinarios que hayamos leído. La huida de Mabilia que transcurre por el Camino de Santiago, nos muestra personajes y características de la época, muchos de ellos tan relevantes como Santo Domingo de la Calzada, y otros, como Arno, uno de los canteros que buscan La Inventio para derribar el mito de que es el cuerpo de Santiago el que se encuentra en el Iocus Sancti Jacobi.
Y hasta aquí puedo contar, resulta una novela muy interesante, a mi me ha recordado otras novelas épicas en las que una mujer se ve obligada a vivir como hombre, como La Papisa, Catalina, la fugitiva de San Benito, extraordinaria novela que cualquier día releeré y publicaré una reseña en este blog, y mas recientemente, Martín Ojo de plata, protagonista de dos obras de Matilde Asensi.
Para los que algún día esperamos hacer el Camino de Santiago, y no ya por el espíritu religioso del mismo, sino por el de superación, nos ayuda a animarnos a abordar ese reto. Y aunque, según los canteros, existe el alma de las piedras, quien busque involucrarse en las construcciones como se ve uno imbuido en Los Pilares de La Tierra o La catedral del Mar, no lo van a conseguir.
Insisto buena novela pero compararlo con esas dos joyas me parece menospreciarlas.

lunes, 10 de octubre de 2011

La Herencia de la Tierra, Andrés Vidal


Me llaman siempre la atención las primeras obras de autores desconocidos. Y este es el caso. Andrés Vidal nos cuenta una historia sencilla de un hombre sencillo forjado a sí mismo, tenaz, constante, trabajador y luchador contra todo y contra todos. Rosendo Roca era un niño tímido y taciturno al que molestaban más allá de lo razonable sus compañeros de colegio. Un día decidió acabar con las vejaciones, plantó cara a su principal agresor y le dio una paliza que acabó dejándole tuerto. Las “cosas de chicos” no cubrían esta lesión y en aquella Cataluña rural del siglo XIX, la familia se vio obligada a marchar a la ventura con lo poco que tenían. Recalaron y se establecieron en las tierras de los Casamunt, donde comenzaron una nueva vida como campesinos, trabajando de sol a sol por una mínima subsistencia y procurando en todo momento tener los dineros prestos para satisfacer los tributos a su señor, persona altanera y egoísta que solo gustaba de la buena vida.

Rosendo quiere ser dueño de su destino y en unas condiciones leoninas a corto y draconianas a largo plazo obtiene el permiso de su “amo” para explotar una mina de carbón, dejándose la piel día tras día en las entrañas de la tierra y logrando vender su producto con grandes sufrimientos y por las zancadillas de todos, ve como su sueño está a punto de finalizar al no poder pagar el abusivo primer plazo. Aparece en su vida un escocés de mundo, Henry Gordon, que se convierte en su socio y amigo, le aporta dinero, conocimientos y mundo, llevando el recién nacido negocio del carbón hacia arriba, llegando a crearse una colonia progresiva alrededor de la mina. Con el tiempo llegará la industrialización y Rosendo y su familia, con esfuerzo, tesón y fortuna en los momentos precisos, sortearán todas las zanjas y estarán preparados para afrontarla.

Un libro enternecedor, sencillo, que cuenta muchas de las cosas que todos hemos vivido de alguna u otra manera, trasladando la época. La tradición, los burgueses, las guerras, la enfermedad, el amor, la envidia, la avaricia, la traición, el asesinato, la injusticia, la falta de moralidad, la altanería, el trabajo, la perseverancia, la amistad, la ayuda, la voluntad, la pasión, los viajes y otros tantos conceptos están profusamente relatados de forma sencilla en este relato épico que nos puede incluso ayudar a entender lo que nos rodea. Y a lo que hemos llegado. La historia se repite, con otras formas y modelos, pero en esencia se repite y parece que estamos todos empeñados en no aprender de ella. Y que la historia sea real o no lo sea, es lo de menos. Es verosímil. Y bonita.

lunes, 3 de octubre de 2011

Niños Feroces, Lorenzo Silva

Recién salido del horno y presa de mi debilidad por este autor, que publica a la vez en papel y digital, he dado cuenta de este libro que menciona en sus últimas páginas hechos acaecidos en España antes de este verano cuando manifestaciones, encierros y acampadas tuvieron lugar primero en Madrid y luego en otras ciudades de Europa y del mundo. Pero el libro no va de eso. En palabras del autor, “el germen de novela surgió cuando encontró por casualidad en ABC la esquela de un español que perteneció a las Waffen-SS”.

En una época como la actual en que todos los jóvenes parecen estar presas de sus aparatos electrónicos y sus redes sociales, Lázaro, un escritor joven aficionado con voluntad pero que no acaba de convencerse de sus habilidades narrativas y al que no le interesa en demasía lo tecnológico, se apunta a un taller de literatura. Buen narrador, no consigue armar una historia larga, pero su maestro, un escritor bien experimentado, confía en sus posibilidades, le motiva, le pone en la senda de una historia y le guía paso a paso en su elaboración, poniéndole en contacto con el protagonista y acompañándole en todo momento a visitar personas y lugares con continuas indicaciones para que plasme la narración. El joven contacta en un parque de Madrid con Jorge, nombre supuesto de una persona de mundo, que entre paseo y sentada le va refiriendo sus andanzas y sus emociones en los años cuarenta cuando decidió seguir sus ideales tras ver fusilado a su padre en la guerra civil española. Jorge rompió con su cotidianeidad, abandonó sus estudios de derecho y marchó al frente ruso en los alrededores de Leningrado enrolado en la División Azul donde vivió situaciones desesperadas que forjaron su espíritu como no hubiera sido posible de haber seguido en la facultad en la postguerra española.

En el frente ruso conoció y entabló amistad con un legionario ya curtido en otros rifirrafes del que aprendió mucho y cuya historia, interesante y concisa, aparece relatada de forma paralela. Este personaje será quién le rescate de nuevo de la universidad, donde ha vuelto tras ser herido en el frente, y le convenza para marchar de forma clandestina a través de la frontera francesa, a continuar la guerra junto a otros españoles, esta vez en el frente de Berlín, en las Waffen SS, donde asiste a los últimos estertores de la Segunda Guerra Mundial. Una vez de regreso a España, termina la carrera y se convierte, con sus ideales bien escondidos, en un abogado que vive la vida y que sabe apreciarla sobremanera tras sufrir en sus carnes las garras de la guerra.

No quiero que mi afición por este autor me traicione. Un relato desgarrador y humano, una historia de las vivencias de un joven en aquellos delicados días, narrada con habilidad por Lorenzo Silva, que con maestría ha sabido engarzar y superponer con la de otro joven de ahora. Contiene una buena documentación, mediante indicaciones a libros reales de autores conocidos sobre los temas que son sugeridos al escritor novel por su maestro. Un relato muy especial que sin duda gustará a quienes sigan el género y pretendan conocer otros aspectos de los hechos que conmocionaron Europa a principios de los años cuarenta del pasado siglo.

viernes, 30 de septiembre de 2011

La Legión Olvidada III - Camino a Roma, Ben Kane


Este es el último libro de la trilogía de “La Legión Olvidada”. Romulus y Taquinius, dos de los protagonistas, han atravesado medio mundo hasta llegar a Egipto, donde se ven reclutados por la fuerza por las legiones de César en lucha con los egipcios en la ciudad de Alejandría. Tarquinius resulta herido y Romulus es hecho prisionero al detectarse su condición de esclavo y llevado a Roma para ser devorado por las fieras en el circo.

De forma paralela, en Roma siguen las andanzas de Fabiola, hermana gemela de Romulus y otra de los protagonistas. Todos sus pasos van encaminados a asesinar a César, de quién está segura es el violador de su madre, viéndose envuelta en multitud de lances y situaciones en las que llega a estar en lo más alto de la sociedad romana y a la vez en lo más bajo, poniendo en peligro su vida.

Romulus consigue ser manumitido por César tras una espectacular lucha con un rinoceronte en el circo y marcha de nuevo a la guerra enrolado en las legiones, donde destaca por su valor y arrojo llegando a ser condecorado. Al final los tres protagonistas, tras muchas vicisitudes coinciden en Roma, con intereses contrapuestos, hasta llegar a los Idus de Marzo en que se consuma la traición y el asesinato de César.

La historia y la ficción están combinadas en esta trilogía por al autor. Las referencias de este libro a los anteriores son las justas para situar a un eventual lector que no los haya leído, haciendo la lectura amena y detallista, pero a mi juicio sin muchas pretensiones. Se lee bien pero no quedará esta trilogía como una obra maestra ni engrosará nuestras listas de favoritos. Las descripciones del mundo romano son prolijas y detallistas, en todos sus aspectos, tales como la vida en Roma, la esclavitud, los gladiadores, los legionarios, las guerras y en general todos los aspectos que nos pueden hacer atractiva la lectura. Al final del libro hay un apéndice explicativo muy detallado de las acepciones empleadas así como la explicación del autor acerca de lo que de histórico real tiene el libro que nos permite situar el contexto en la realidad y los personajes de aquellos tiempos.

Como resumen y por haber leído con anterioridad otros libros mejores de similares características, la historia de hace demasiado larga y repetitiva aunque está bien urdida y resulta cuando menos entretenida.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Alexandros - Valerio Massimo Manfredi

Leyendo la maravillosa trilogía Africanus, varias veces comentada en este blog, me fijé en que en un encuentro entre Escipión y Aníbal ambos coincidían en afirmar que el mejor general de la historia había sido Alejandro. Posteriormente, en varios comentarios en la entrada de la Los Idus de Marzo, se hacía referencia a la trilogía Alexandros del mismo autor de esta novela. Como de Alejandro Magno solo recordaba la pasable película de hace unos años, y practicamente nada del colegio, pues me ha picado la curiosidad y he leído esta biografía.

Cuenta la vida del conquistador, dividida en tres partes. En el primer libro narra su infancia y juventud, su época como discípulo de Aristóteles, la muerte de su padre el Rey Filipo II de Macedonia y el comienzo de su aventura por Asia. En la segunda se cuenta la liberación de las ciudades griegas en Asia en poder del rey persa Dario (Tiro, Mileto, Halicarnaso), hasta llegar a Egipto y Libia, donde un oráculo en el desierto le nombraría hijo del dios Zeus Amon. En la tercera parte se mete de lleno en su conquista del imperio persa, llegando hasta la India y en la odisea del regreso y su muerte a los 33 años de edad.

El caso es que tenía Africanus reciente, lo que había puesto el listón muy alto, por lo que esta historia me ha gustado, pero menos. Es muy sencilla de leer, incluso demasiado hasta el punto de parecerme bastante ligera en ocasiones. He echado de menos más intensidad en la descripción de las grandes batallas y conquistas; de las relaciones "personales" con su amigo Hefestion y el persa Bagoas no se cuenta ni palabra, y también se liquidan las muertes de Hefestion y del propio Alejandro en un suspiro. No he contado las palabras pero creo que se les dedica más espacio a su caballo o a su perro que a las batallas de Issos, el Granico y Gaugamela, que se saldan practicamente con una página cada una, y a veces se presenta a Alejandro como una víctima de su propio destino, en el que él no tenía ninguna influencia y parecía estar de paso. Quizá lo mejor sea la última parte, cuando ya se encuentra con problemas, dudas e incertidumbres, lo que le hace asemejarse a un ser humano ya que hasta entonces realmente parecía el hijo de un dios.
En cualquier caso, como decía, no es lo mejor que he leído pero está bien si te interesa el personaje.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Conspiración - Robert Harris

Si en el libro previo a este, Imperium,que comenté aquí, todo iba de apoteosis en apoteosis, en esta segunda entrega, ya los enemigos tienen otras prioridades, y luchar contra tantos, con honradez y decencia política, resulta imposible.
Se nos narra el período de Cicerón como Cónsul, en el que vence al pérfido Catilina, que quiere dar un golpe de Estado y asesinar a Cicerón, recurre éste a acciones 'poco éticas' para conseguir vencer a Catilina, pero en Ciceron no hay ningún asomo de arrepentimiento, porque ha hecho lo único que era posible hacer para salvar a la República, bien último que está por encima de cualquier persona, tales son sus pensamiento. Y como salvador de la República se le venera durante bastante tiempo, pero entre sus enemigos, hay uno muy especial, Julio César, y que tiene un objetivo muy especial, aprovecharse de todo el mundo, para gobernar el mundo entero como Rey, y a costa de lo que sea, no dudará en entregar a su hija a quién sea con tal de ir construyendo su futuro como el lo desea, siendo el centro de todo, y deshaciéndose de quien haga falta, sin escrúpulos de ningún tipo.
En un tiempo tuvo a César acorralado, y pudo ir contra él, y quizás lo hubiera 'derrotado', pero no lo hizo porque había algo mucho más importante, la República, que es lo que César ahora se va a encargar de destruir, y todos los que en su momento aseguraron defenderle si César le atacaba, están ahora 'atrapados' por el propio César, son esclavos de su dominio y a Cicerón ya no le quedan salidas.....
Que personaje este Cicerón, contado por Tiro, su esclavo.
No os perdáis ninguna de estas dos novelas, ambas son muy recomendables.

viernes, 23 de septiembre de 2011

LEYENDO EN CUALQUIER PARTE

Van a cumplirse dos años en disponer lector de libros electrónico, ahora un KINDLE, que me ha dado muchas satisfacciones. Pero hay que tener en cuenta que, por el momento, los “e-books” son aparatos delicados, muy delicados, y de un cierto tamaño, con lo que no siempre se lleva encima y se tiene disponible.

En la entrada Perturbado de este mismo blog comentaba el haber acometido la experiencia de leer un libro completo en mi “smartphone “ ZERO, un ordenador en pequeño con un sistema operativo “android” corriendo en su interior. Como ya decía, no hay color entre leer en el KINDLE o leer en el ZERO, siendo mucho más cómodo y placentero hacerlo en el primero.

Desde mi lectura en el “smatphone” llevo dándole vueltas al asunto que quiero compartir aquí. Ambos aparatos, el KINDLE y el ZERO tienen wifi y por lo tanto conexión a internet. Cuando cargo un libro, en formato “.mobi” en el KINDLE desde la "nube", lo hago también en formato “.epub” en el ZERO. Con ello tengo disponible el mismo libro en dos dispositivos con capacidad para su lectura.

El teléfono siempre se lleva encima, con lo que de surgir la oportunidad de disponer tiempo para leer un poco  se puede echar mano de él. Una reunión que se retrasa, la espera en recoger a la niña a la salida del colegio o un sinfín de situaciones que pueden darse no previstas en la que no llevamos el lector electrónico encima pero si llevamos el teléfono. Por cierto, para leer en el teléfono he optado por una aplicación gratuita llamada CoolReader que supongo estará también disponible para otros teléfonos inteligentes, aunque hay muchas aplicaciones más que permiten leer, e incluso escuchar, documentos en un teléfono.

El problema en el que todos estamos pensando es como llevar la lectura de forma paralela en uno y otro aparato. Realmente el uso del teléfono es ocasional, pero en el caso de que quiera continuar leyendo en él, utilizo unas funciones que están disponibles en ambos, cual es la de posicionamiento por el porcentaje. El KINDLE me va indicando el tanto por ciento de lectura en la que estoy posicionado, con lo que recordando este dato en la memoria me puedo situar en el teléfono con bastante precisión. A mi vuelta al e-book solo se trata de volver a posicionarme de nuevo y seguir leyendo. La experiencia es reciente y seguramente habrá otros medios pero de momento me es de utilidad. 

martes, 20 de septiembre de 2011

La Papisa, Donna W. Cross

No tenía conocimiento de la existencia de este libro cuando me lo regalaron en septiembre de 1999, tres años después de su publicación. Tras leerlo y disfrutarlo enormemente quedó incorporado a mis favoritos, donde sigue tras el paso de los años a pesar de haber leído muchísimos otros. En su web oficial hay comentarios de los lectores en su libro de visitas, desde hace catorce años, entre los que se encuentra el mío en aquellas fechas y que reproduzco a continuación: "Empecé a leer el libro el viernes y lo acabé el sábado. Histórico o no, es indiferente. El libro es impresionante, absorbente. Se lo recomendaré a todos mis amigos. Es la recreación de una atmósfera muy especial. Muchas gracias". Tuve algún contacto por correo electrónico con la autora que pensaba venir a España y estaba preparando la película, película que vio la luz en 2009 y que refleja con gran precisión los hechos relatados en el libro. Antena3 TV la proyectó en dos capítulos en marzo de este año. Muy recomendable, se lea o no el libro.

Ahora le ha llegado el turno de releerlo y disfrutarlo de nuevo. No se sabe si la historia es cierta o no, aunque la autora refiere algunos hechos que han perdurado a través de los tiempos a pesar de que la Iglesia, con mayúsculas, no reconoce este papado que correspondería a Juan VIII. Hay otros libros publicados y muchos grupos que debaten sobre el tema sin llegar a certezas, pero es lo mismo. La narración nos transporta a un mundo duro y cruel, en Ingelheim, allá por 814, cuando nace en una aldea alemana mísera y con grandes dificultades Juana, tercera hija del diácono, que cohabita con mujer a pesar de ello. Somete a su familia a las creencias cristianas con saña y barbarie, a base de fuerza y maltrato físico. Las mujeres no contaban pero Juana es intuitiva, perseverante y con unas ganas de aprender y saciar su curiosidad que rayan en lo patológico. Convence a su hermano mayor de que le enseñe y llega a superarle, todo a escondidas de su padre que lo desaprobaría, leyendo y escribiendo en latín. El primogénito fallece y Juana se queda sin maestro pero un griego accede a darles clases a ella y a su otro hermano, aunque este es un zoquete que ni puede ni quiere aprender. Cuando el maestro griego marcha, consigue que Juana sea llamada a la escuela del obispado de Dorstadt, pero el padre se niega y pretende mandar al hijo varón en su lugar. Al final Juana escapa y van juntos. Allí Juana demuestra sus conocimientos y su capacidad de estudio y razonamiento, lo que le granjea la enemistad de su maestro y de todos sus compañeros, varones, que la hacen pasar por multitud de maltratos y humillaciones. Durante este tiempo vive con las hijas de un noble, Geroldo, que la protege y la admira, llegando a formarse entre ellos algo más que cariño.

En una ausencia de Geroldo, la mujer de este, que dejaba traslucir su envidia por Juana y las atenciones que la dispensaba su marido, arregla a toda prisa el matrimonio de Juana con un herrero, extorsionando al obispo. El matrimonio no llega a celebrarse al ser atacada la aldea por bárbaros del norte que pasan a todos a cuchillo. Juana logra escapar y adopta la identidad de su hermano, muerto en el asalto, llegando al monasterio de Fulda, donde ya como varón, aprende medicina y es la admiración de todos por su erudición, lo que la granjea nuevamente no pocas enemistades, entre ellas la del abad. Con el tiempo y con motivo de enfermar, está a punto de ser descubierta su condición de mujer, por lo que huye y recala en Roma, donde llega a ser médico personal del papa Sergio, tras curarle de su enfermedad de glotonería. Odiada por muchos y admirada por otros, llega a ser elegida papa y conoce los entresijos del amor al regresar a la corte papal como jefe de la guardia su antiguo protector Geroldo. Fruto de las relaciones con este, Juana queda encinta y se resiste a las peticiones de Geroldo a huir juntos. Las intrigas, muertes y envenenamientos iban y venían y aunque Juana estaba decidida a dejarlo todo y marchar con su amado, en la procesión que iba a ser su último acto, Geroldo es emboscado y asesinado, lo que motiva el adelanto del parto en la misma calle, delante de todos los fieles.

A partir de entonces, una silla perforada, que todavía se conserva, servía para inspeccionar manualmente los atributos del elegido antes de proceder a su nombramiento formal. El inspector pronunciaba la frase “Duos habet et bene pendentes” (Tiene dos, y cuelgan bien) si el resultado de su inspección era correcto. La historia de la papisa Juana fue reconocida largo tiempo por la Iglesia Católica pero, según parece, en el siglo XVII se hicieron desaparecer todos los rastros sobre su papado. Una novela recreada sobre un tema apasionante que recomiendo mucho leer. Supongo que no será la última vez que yo lo haga.