BÚSQUEDAS en este blog

lunes, 16 de enero de 2023

La buena lluvia sabe cuándo caer, Anchee Min

Anchee Min nació en Shanghai, China, en 1957) aunque está nacionalizada estadounidense, residiendo en Los Ángeles. Muchas de sus novelas son autobiográficas y reflejan períodos de la historia de China con especial atención a los personajes femeninos. En su época de niña y joven, sufrió en China los peores trabajos que llegaron a afectar profundamente a su salud. En un momento llegó a trabajar como empleada en una productora de cine y ayudada por una compañera y con mucha suerte pudo conseguir un visado y marchar a Estados Unidos en 1984, a pesar de su absoluto desconocimiento del idioma inglés. Tuvo que malvivir durante varios años con trabajos precarios y compañías desafortunadas hasta conseguir graduarse en Bellas Artes en el Instituto de Arte de Chicago. Compagina la escritura con otras artes como la pintura, la fotografía y la música. Este libro que hoy comentamos fue publicado en 2013.

Una joven consigue escapar de la China comunista de Mao con la ilusión de iniciar una nueva vida y cumplir el sueño de ser libre. En su China natal, la consideraban una mujer sin futuro, una «semilla seca». La única opción de Anchee era la huida: dejar atrás aquel régimen totalitario y empezar de nuevo en un país donde existiera la libertad. Pero la tierra prometida tampoco se revela como un lugar fácil, sobre todo al principio, cuando la soledad se alía con la pobreza: una ciudad desconocida y no siempre acogedora, trabajos precarios, marginación social y desalmados dispuestos a aprovecharse. Ésta es la realidad que parece empeñarse en acompañar a la muchacha en su país adoptivo, pero pese a todos estos sinsabores, Anchee nunca pierde la esperanza de que un día se imponga la alegría. En el fondo de su corazón, la experiencia le ha enseñado que esa semilla de Oriente no crecerá solo gracias a los cálidos y amables rayos del sol, sino que también hacen falta las frías gotas de lluvia para llegar a florecer.

La buena lluvia sabe cuándo caer.

Se presenta solo cuando la primavera la invita.

Dejándose llevar por el viento, humedece la noche.

Y cuida de la tierra en un silencio discreto.

Du Fu (712-770)

Una historia real —la vida de la propia autora— contada de forma directa y cruda, que resultará impactante para el lector al conocer los diferentes avatares por los que transitó. De lectura fácil y amena, quizá monótona en algunos momentos, la Vida —con mayúsculas— se presentará ante los ojos del lector de forma descarnada y cruel con datos de la vida en China y en Estados Unidos —dos culturas muy diferentes—, que no siempre es exactamente igual a las ideas preconcebidas. Un relato apasionado de gran viveza que calará en el lector al revelar un sinfín de aspectos acerca de cómo sobrellevar las dificultades y encarar la vida con ilusión y con la esperanza (cierta) de un mañana mejor a pesar de las penalidades. Una definición impactante que la autora brinda a una amiga de cómo era la vida en China… «Era como estar ahorcado, tienes el cuello partido, pero la muerte no llega». Muy interesante casi como un libro de auto ayuda para recordar cuando se piensa que la vida propia es muy dura… ¿comparada con quién?

Una vez fuera del avión, fui en busca del servicio de señoras. Ver todos los letreros en inglés me confundía. Seguí a una mujer hasta una sala con un símbolo que mostraba a una señora con falda. Me alegré de que fuera el lugar que buscaba. No había nadie haciendo cola. Miré a mi alrededor para asegurarme de que estaba donde yo pensaba. Entré en uno de los retretes y cerré la puerta. Nunca había visto un váter tan limpio y espacioso. Saltaba a la vista un rollo de papel. Era de un blanco inmaculado y suave al tacto. Me pregunté cuánto costaría. No pensaba utilizarlo si había que pagar por ello.

domingo, 1 de enero de 2023

Canciones para el incendio, de Juan Gabriel Vásquez

 

Libro correspondiente a la 42ª edición del Club de Lectura de ALQS2D durante el cuarto trimestre de 2022.

Juan Gabriel Vásquez nació en Bogotá en 1973. Estudio derecho en la Universidad del Rosario de su ciudad natal y tras su graduación se instaló en París durante los años 1996 a 1999, doctorándose en Literatura Latinoamericana en la Universidad de la Sorbona. Tras vivir un tiempo en Bélgica y Barcelona, regresó a su ciudad natal. Reconocedor de su seguimiento a Gabriel García Márquez y sus Cien años de soledad, quiere huir del realismo mágico buscando una realidad desmesurada en claves diferenciadoras. Columnista del diario colombiano «El Espectador», colaborador en numerosas revistas y suplementos culturales, también ejerce como traductor y cuenta con numerosas novelas y ensayos publicados en una treintena de países, por los que ha obtenido premios de relevancia en varios países, entre ellos el Alfaguara de 2011 por «El ruido de las cosas al caer».

Pero Aurelia creyó siempre que la violencia avisaba, que era como un animal cuyo paso pesado se siente en la distancia, y que ella sabría reconocer las señales y escapar a tiempo.

Es este en realidad un libro compuesto por nueve relatos, cuatro de los cuales habían aparecido en los medios, aunque han sido revisados por el autor. Los títulos de los relatos son Mujer en la orilla, El doble, Las ranas, Las malas noticias, Nosotros, Aeropuerto, Los muchachos, El último corrido y por último Canciones para el incendio que sirve de título general. Todos los relatos son de corte diferente, con distintos personajes y situaciones como, por ejemplo, una fotógrafa que ve algo que no debiera, un veterano de la guerra de Corea que recupera recuerdos o una niña que aparece de la mano de un desconocido en la hacienda de su abuela. Las situaciones llevan a los personajes a giros radicales en sus vidas por mor de sus encuentros fortuitos en situaciones difíciles con violencias no esperadas.

No sé, no podría nunca saber, dónde están ahora esos huesos tristes.

Al tratarse de un libro con relatos inconexos independientes, podemos intercalar su lectura con otras obras y utilizar esos ratos perdidos que surgen. Una prosa muy cuidada introduce al lector en contextos verosímiles donde los personajes se desenvuelven con verosimilitud para afrontar situaciones violentas no esperadas. Historias sencillas que enganchan al lector sin que este se plantee su abandono. Agradable y entretenida lectura, en píldoras cortas pero intensas, especialmente la última que da título al libro. El autor indaga en situaciones violentas que surgieron por doquier en su país demostrando una gran maestría en este tipo de relatos o novelas cortas.

Los ejércitos conservadores, oficiales o no, destruyeron las estatuas que homenajeaban a los fundadores, rompieron a golpes de picas las lápidas y los monumentos, arrancaron de cuajo los portones de hierro, desterraron los anturios y profanaron las tumbas.

.

sábado, 17 de diciembre de 2022

Eso no estaba en mi libro de historia de los Illuminati, de Eduardo Juárez Valero

Eduardo Juárez Valero nació en el Real Sitio de San Ildefonso, La Granja, en 1968, donde reside. Doctorado en Geografía e Historia, es profesor en la Universidad Carlos III de Madrid donde imparte temas humanísticos —historia, paleografía, diplomática medieval, biblioteconomía y documentación…—, pero también ejerce la docencia en otros ámbitos como la UNED, el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado, la Universidad Antonio de Nebrija, GEO Segovia, Instituto Nacional de Seguridad e incluso por internet (MOOC’s sobre caligrafía y paleografía en la plataforma eDX.). Colabora en numerosos medios —embelesando a los oyentes con sus historias de la Historia— como Radio Nacional de España, RTVE o Televisión de Castilla y León con sus «Historietas de Segovia» (ya en su tercera temporada) y también publicando numerosos artículos científicos o de divulgación en diarios como El Adelantado de Segovia, El Día de Segovia o revistas como AdiósCultural, Mundo Medieval o National Geographic. En 2012 fue nombrado cronista oficial del Real Sitio de San Ildefonso y en esa función deleita semanalmente los domingos a sus vecinos y seguidores con historias locales en «El Adelantado de Segovia» que busca rascando vivencias personales o revolviendo papeles en todos los archivos en los que le permiten husmear. En el tiempo que le resta después de estas frenéticas actividades escribe libros: lleva publicados más de una quincena, algunos de ellos reseñados en este blog y que pueden localizarse utilizando el buscador. Este que comentamos hoy, «Eso no estaba en mi libro de historia de los Illuminati» es el último que ha visto la luz el pasado mes de octubre de 2022 y está disponible en librerías y a través de la Editorial Almuzara. En esta misma editorial ha publicado «Eso no estaba en mi libro de historia del espionaje» reseñado en este blog en este enlace.

(Sinopsis recogida de la ficha editorial) ¿Qué relación tienen los Illuminati con los cristianos ortodoxos del siglo IV? ¿Por qué se fundó la orden en la noche de Walpurgis? ¿Qué movió a Goethe a infiltrarse en la orden? Se dice que participaron en la Revolución de las Trece Colonias, en la Revolución francesa, en la lucha contra el despotismo, contra el absolutismo, en la formación de los estados liberales fracasados, en el origen del socialismo, del comunismo y del anarquismo. Incluso sabemos que el ateísmo es una de las consecuencias de la propagación de aquella sociedad. Por si todo ello fuera poco apoyaron a los populismos del mismo modo que al elitismo social... pero ¿qué hay de cierto? Entre todas las organizaciones secretas, ninguna más famosa que la de los Perfectibilistas, Iluminados de Baviera, la Illuminatenorder o, simplemente los Illuminati, creada la noche de Walpurgis de 1776. Sometida a una desproporcionada y permanente descalificación, perseguida desde su fundación y asociada a cualquier teoría de la conspiración que se precie, esta sociedad que nunca fue masónica, ha ocupado una esquina oscura y temible del corolario de demonios constitutivos del mal original que acontece en las sociedades judeocristianas occidentales. Desde la oscuridad de la discreción más secreta, trataron de socavar una esclavitud que abriera las puertas de la libertad a una sociedad que progresara hacia la felicidad. En estas páginas conoceremos no solo la esencia que los definía sino sus normas y ritos de iniciación, así como el bosque ingente de sociedades parejas y opuestas, de perseguidores y antagonistas. Descubriremos el sorprendente mito construido en torno a una organización mitificada por admiradores y detractores de una práctica tan humana como el ansia de felicidad dentro de una sociedad justa e igualitaria. Abundaremos en las mentiras vertidas sobre una de las sociedades más interesantes que contribuyó a la transformación de la sociedad con el triunfo de la razón sobre la fe. ¿Cuál fue el entorno sociopolítico y religioso del que surgieron? ¿Quién fue el profesor Adam Weishaupt, su fundador? ¿Siguen existiendo hoy en día y son realmente la mano negra que todo lo controla?

Señalados como mensajeros del desequilibrio y portadores del mal que induce a la revolución violenta que acaba por ensangrentar las calles y destruir las familias, los iluminados quedaron indisolublemente unidos a cualquier conspiración, complot y plan maquiavélico orquestado en busca del control de la sociedad con el fin de medrar a costa del sacrificio de su libertad.

Con toda la humildad del mundo y el máximo respeto para el autor, recomendaría comenzar la lectura de este fantástico libro por los dos capítulos finales titulados «No somos Illuminati» y «Para terminar», compuestos de sesudas reflexiones sobre la vida actual y que nos harán sacar más resplandores si cabe a todo el libro y mucho más a estos dos capítulos cuando volvamos sobre ellos.  Se trata de diseccionar a los Illuminati pero eso no es óbice para aprender muchos entresijos de ese mundillo de las muchas organizaciones secretas, discretas u ocultas que han existido, que ya comenzaran por algunas como los esenios o los zelotes y que en la actualidad muchos —por desconocimiento manifiesto— englobamos en el concepto genérico de «masonería». El ensayo es denso, muy documentado, y navegando entre ortodoxias y heterodoxias se descubrirán numerosas facetas al lector que tendrá que poner sus cinco sentidos en seguir el argumento y disfrutar las tablas de datos y las imágenes que acompañan al texto. Y llegados de nuevo a leer los dos últimos capítulos, podrá el lector recoger enseñanzas adaptadas a la vida real, pues la historia nos revela el porqué de muchas situaciones de hoy, ya que no podemos olvidar que «la construcción, al igual que la destrucción, ha formado parte constante del devenir humano». Además, la religión y la política, hoy en día, inundan nuestras vidas; aplicando enseñanzas de este libro… «a religiones y a todo tipo de pensamientos, el principio de la ocupación silenciosa de la estructura matriz a modo de colonización vírica forma parte de la historia de la política universal». Un libro denso e intenso, del que se pueden colegir muchas enseñanzas prácticas para nuestro entender diario del mundo que nos rodea.

Los Illuminati fueron la primera opción de las sociedades contemporáneas para derrotar el inmovilismo y la cerrazón política, ideológica y cultural que lleva aplastando el buen juicio social durante los últimos milenios.. Presos como somos del misticismo político y religioso, apenas tenemos espacio real en nuestra mente para asumir lo injusto de la sociedad en la que sobrevivimos.