BÚSQUEDAS en este blog

domingo, 29 de agosto de 2021

Una pésima idea, de Lorenzo Silva


Desde la publicación de la última entrega, la doce, «El mal de Corcira», hace poco más de un año, los forofos de los simpáticos personajes creados por Lorenzo Silva, BEVILACQUA Y CHAMORRO, andábamos faltos de una nueva aventura de esta pareja de guardiaciviles. En siete entregas estas últimas semanas, en la revista semanal XLSemanal, un relato con estos personajes como protagonistas ha venido a alegrarnos el verano. He esperado a tener la entrega completa, que se lee en un santiamén pues son poco más de diez mil vocablos. Para aquellos que no tengan las revistas en papel, las entregas están disponibles en internet en este enlace, donde además pueden escucharse en formato «podcast» para aquellos lectores que hayan transmutado en escuchantes, un cambio al que por ahora no soy adepto.

Vila está pasando unas vacaciones en aislada soltería y ha conseguido acompañamiento femenino por una noche, pero el p… maldito teléfono siempre está operativo en un servidor del orden y además… suena. Virgi, la brigada Chamorro, le llama para decirle que en Extremadura se ha cometido un crimen y sus jefes les requieren para personarse y ocuparse del caso. Vacaciones interrumpidas, ambos aparecen en Extremadura para hacerse cargo de un homicidio producido en la persona de una anciana que se ha golpeado en la cabeza al resistirse a un tirón. Aunque parece no haber testigos, diversas pistas van apareciendo que son hiladas finamente por este peculiar par de investigadores hasta dar con la solución.

Otra simpática aventura de este par de picoletos con el fino gracejo que inspira sus actuaciones y sus diálogos. Un relato muy corto, un aperitivo veraniego obsequio del autor, para entretener la espera hasta que una nueva aventura de estos personajes y su equipo vea la luz. Aquellos lectores que no se hayan asomado a esta serie con una antigüedad de más de dos decenas de años seguramente sientan curiosidad por ver la evolución de estos dos personajes desde su aparición un lejano 1998 en la primera entrega titulada «El lejano país de los estanques». En este blog están reseñados prácticamente todos los libros de esta magnífica y entretenida serie de la que esta entrega es una continuación, por lo que animamos al lector a utilizar el buscador para obtener más información si lo desea.

sábado, 7 de agosto de 2021

Castellano, de Lorenzo Silva

La biografía de Lorenzo Silva ya ha sido comentada en varias ocasiones en este blog con motivo de las reseñas aparecidas de algunos de los libros de su extensa biografía: animamos al lector a usar el buscador para acceder a ellas. Este libro ha llegado a los lectores en el año en el que se cumplen 500 desde los hechos, aprovechando el autor para reflexionar sobre sus «identidades» de forma entremezclada con el relato histórico. Muchos libros de este autor han sido reseñados en este blog, pudiendo localizarse mediante el buscador

Una de las primeras revoluciones de la historia contra el poder establecido: el pueblo se rebela en 1520 contra el abuso de poder en la esquilmación con impuestos que el rey Carlos I y sus acólitos extranjeros quieren imponer para sufragar sus ansias de poder en Europa. El 23 de abril de 1521 las tropas imperiales arrollaron en Villalar al ejército comunero y sus tres principales líderes, Padilla, Bravo y Maldonado, fueron decapitados. La lucha subsistió tímidamente en Toledo bajo el mando de la mujer de Padilla, que al final tuvo que claudicar y escapara a Portugal. Aunque Carlos I consiguió sus propósitos europeos, la organización del reino ya no transcurrió igual y el orgullo castellano fue languideciendo…

Muy interesante e instructiva lectura en la que el autor ha mezclado vivencias e impresiones personales con la historia de esta que pudiéramos considerar una de las primeras revoluciones en la historia de la Humanidad contra el poder oficial. El levantamiento Comunero, del que se cumplen ahora 500 años fue el levantamiento en armas del pueblo contra un poder que no tenía en cuenta su bienestar y sus necesidades. Otras revoluciones vinieron después, con los Estados o Reinos ya más asentados, como la inglesa, la americana o la más conocida, la francesa, en 1789. Un problema tan vigente hoy en día como es el de la construcción de las identidades ─hay más de una en cada persona─  es tratado con exquisito cuidado por el autor para declararse castellano y español a tenor de sus vivencias. Por otro lado, la parte del león de la novela, el relato de la historia de la Guerra de los Comuneros está muy bien tratado y contado, con lo que el lector refrescará un periodo histórico poco conocido de la historia de España, con unos personajes que alcanzaron renombre para acabar siendo ejecutados por el poder o tener que huir a Portugal como María Pacheco, la esposa de Padilla que resistió en Toledo hasta la extenuación.

Al final del libro, en el apartado de «Agradecimientos», una buena relación de bibliografía sobre el tema y la confesión interesante del autor de sus intenciones al escribir este libro.

En ese relato histórico se mezclan y alternan los recursos literarios y la vocación de transmitirle al lector una idea cabal de los hechos, a través de una información suficiente y dándole cuenta de su origen y su fiabilidad, labor esta que quizá se juzgue más propia de un oficio que no tengo, el de historiador, pero que creo que no deja de incumbir a cualquiera que con inteligencia mediana y sentido crítico se acerca a los sucesos del pasado, salvo que quiera convertirse en papagayo de peroratas prefabricadas acerca de ellos.


 

martes, 27 de julio de 2021

La gloria de don Ramiro. Una vida en tiempos de Felipe II, de Enrique Larreta


 Enrique RODRÍGUEZ LARRETA, conocido como Enrique Larreta, Nacido en Buenos Aires, Argentina, en 1873, fue un escritor, poeta, dramaturgo, narrador y ensayista representante del modernismo en la literatura hispanoamericana. Miembro de una antigua familia aristocrática, añadió a ello el ser biznieto del presidente de Uruguay por la línea de su madre, lo que posibilitó numerosos viajes por Europa desde muy joven. Estudió Derecho e impartió docencia como profesor de historia. Embajador en Francia y en España durante la Exposición Internacional de Sevilla de 1929, visitó la ciudad española de Ávila y quedó prendado de ella, residiendo largas temporadas en las que entró en contacto con Miguel de Unamuno. Obsesionado por el Siglo de Oro y la historia en general de España, colaboró en publicaciones periodísticas de su época y estudió minuciosamente la historia española. Miembro de la Real Academia Española y de la Academia Argentina de Letras, público numerosas obras, entre ellas numerosos ensayos sobre la actualidad española. En España es mayoritariamente conocido por su novela que hoy comentamos «La gloria de don Ramiro. Una vida en tiempos de Felipe II», publicada en 1908 y que puede obtenerse libremente en varios formatos digitales en la web de «Proyecto Gutemberg» en el siguiente enlace. Con calles dedicadas a él en Ávila y Madrid, falleció en 1961 en Buenos Aires. Radio Televisión Española (RTVE) tiene una pieza dedicada a su biografía accesible desde este enlace.

Bien se dice que en una buena olla puede hacerse un mal cocido.

Toda altivez era funesta y el mismo silencio no era seguro.

El relato de la vida de Ramiro desde su más tierna infancia hasta su final en tierras criollas. Diferentes vicisitudes y sucedidos jalonan la vida de este personaje de ficción en la época de Felipe II, desde sus primeros días en Ávila o correrías por Toledo y Córdoba. De llegar a ser caballero a ver comprometida su sangre por su posible padre de ascendencia árabe, de épocas de esplendor a faltarle el alimento o vivir como anacoreta, los muchos y diferentes cometidos de Ramiro muestran al lector una visión muy completa de la sociedad española de la época.

Estamos ante una reconstrucción bastante minuciosa de la vida en la España del siglo XVI. El lenguaje empleado por el autor, casi de la época, presenta un gran preciosismo y musicalidad y aporta numerosos vocablos que serán desconocidos para el lector obligándole, si está interesado, a acudir en numerosas ocasiones al diccionario y aun así no encontrará algunas palabras cuyo significado tendrá que deducir por el contexto o acudiendo a internet. Las descripciones de personajes y situaciones son de un realismo muy cuidado dejando numerosas pistas que permiten formarse una idea muy cabal de la época. La novela se leería de un tirón si no nos detenemos en los mencionados guiños al diccionario o en tomar notas de frases y vocablos, abundantes por doquier, que pueden representar un placer para lectores interesados ─es mi caso─ o un dolor para quienes no lo estén. En todo caso, si se tiene curiosidad anticipada, o si no se va a leer el libro, por algunos de los términos empleados y su significado, puede consultarse la relación de 204 de ellos al final de la entrada «EXORNAR» del blog amigo de sensacionesinciertas.

 Para Vargas Orozco los hombres eran comparables a vasijas de barro, las cuales no valen sino por lo que guardan, y que, una vez que se impregnan de una materia corrupta, conviene destruirlas y hacer otras nuevas.

 

viernes, 9 de julio de 2021

La cocinera de Castamar, de Fernando J. Múñez

Fernando J. Múñez, madrileño, nacido en 1972. Desde muy niño desarrollo una gran afición por la literatura. Licenciado en Filosofía, se inició como realizador publicitario y director de cortometrajes, llegando a estudiar Cinematografía en Estados Unidos. En 2002 fundó un estudio dedicado a la creación de libros para editoriales, habiendo desarrollado más de cincuenta publicaciones infantiles y juveniles. En 2012 dirigió el largometraje «Las Nornas», mostrado en el festival de Alicante y la Seminci de Valladolid. En 2009 publicó «Monstruos y seres fantásticos» y desde entonces hasta la más actual en 2021 titulada «Los diez escalones», una decena de publicaciones han visto la luz. «La cocinera de Castamar» se publicó en 2019 y ha servido de base para la serie de televisión del mismo nombre protagonizada por Roberto Enríquez y Michelle Jenner.

Relato ambientado en los inicios del siglo XVIII, recién llegada la dinastía de los Borbones a España con Felipe V. Clara Belmonte, hija de un afamado doctor, cae en desgracia a la muerte de su padre en un hospital en la retaguardia del frente. La muerte de su padre la afecta profundamente y desarrolla agorafobia, con lo que no puede salir a espacios abiertos. A pesar de su origen noble, su madre, experta cocinera, la enseñó el arte culinario, lo que la permite entrar como ayudante en la cocina del Palacio ducal de Castamar. Un suceso que afecta a la cocinera principal y provoca su despido permite a Clara desarrollar sus dotes culinarias que llegan a impresionar a Diego, duque de Castamar, y sus familiares e invitados de la alta sociedad de la época, incluido el rey. El duque, viudo desde hace diez años por la pérdida de su mujer en un desafortunado aunque no fortuito lance ecuestre, no quiere oír hablar de nuevas nupcias, pero los contactos con Clara le irán sacando poco a poco de su aislamiento. El palacio de Castamar será foco de una tormenta de intrigas y enredos palaciegos entre la alta nobleza de la corte en los que se verán envueltos Diego y Clara.

Con todo, prefirió aceptar que su madre invitara al marqués, primero por no discutir con ella, pero sobre todo porque deseaba tener cerca a esa hiena astuta.

Gusto de leer los libros que sirven de guion a series o películas ANTES de su visualización. La inminencia de ver la serie me ha llevado a la lectura de este libro que he devorado en cuatro días, literalmente, a pesar de sus cerca de doscientos cuarenta mil vocablos en su edición digital. El autor elabora un bello y cuidado andamiaje de personajes y contextos de los inicios del siglo XVIII en España, 1720, que mantienen al lector ensimismado con una prosa preciosa adaptada a la época y las situaciones. «Intrigas, amores, envidias, secretos y mentiras» mantendrán en vilo al lector hasta un desenlace que se presume pero que habrá de alcanzar. Los amantes de la novela histórica, más historia novelada de ficción en este caso, están de enhorabuena y apreciarán este libro.

Otro asunto es la serie de televisión, visible en la plataforma Netflix. Bien ambientada en muchos de los personajes y en lugares y vestidos, no llega ni tampoco lo pretende a otras como «Downton Abbey» o «Arriba y abajo». Las adaptaciones al guion se deslizan en varias, quizá demasiado numerosas y a mi juicio innecesarias, ocasiones fuera de los planteamientos de la novela, hechos que apreciarán los que hayan leído el libro con anterioridad. En todo caso los doce capítulos son entretenidos y dan una imagen de personajes y palacios de la época en una cuidada ambientación.

Sería más tarde, en uno de los refrescos en el palacio del Buen Retiro, o incluso de haberse terminado, en el Palacio Real de la Granja, en Valsaín. Allí encontraría la conclusión a su intriga, con media corte como testigo. El monarca intervendría, claro está, pues había prohibido los desafíos, pero esto a don Diego le daría lo mismo y a él también, y sería una satisfacción extra ver cómo el gran duque traicionaba la confianza del rey.