BÚSQUEDAS en este blog

jueves, 18 de julio de 2019

La memoria de los vivos, de Phil Camino

Phil Camino, nacida en Madrid en 1972 Es doctora en Ciencias de la información. Escritora y traductora, ha colaborado en diferentes medios escritos y revistas, es directora de la editorial de La Huerta Grande y autora de las novelas «Belmanso», «Rehenes» y del ensayo «Diez lunas blancas», una reflexión profunda sobre la maternidad.

Sinopsis recogida del propio libro: «La Memoria de los vivos es la historia de dos familias; unos vienen de Irlanda, los Myagh, a los que la redistribución de tierras del gobierno deja en una situación precaria; los otros, los Trápaga siempre fueron pobres en su aldea de Lavín de Gándara, en Cantabria, donde cuidaban vacas y subían a los “praos”. Atrás quedaban las mujeres, la madre, las hermanas, la novia, soñando también con el regreso incierto de los que se van. Algunas viajarían más adelante requeridas por ese novio o por el hijo a esa tierra desconocida que acabaría siendo la suya; otras nunca abandonarían el terruño, ayudadas por las remesas que llegaban de ultramar. Los personajes que recorren estas páginas son representantes de esa Belle Époque que también llegó a México a pesar de que el país vivía abismado en las continuas luchas por su independencia y por una guerra civil. Mientras éste definía su futuro, ellos fueron capaces de hacer una colosal fortuna que pasearon por Irlanda, Santander, Londres, París o Nueva York, y que en tan sólo tres generaciones conocieron su nacimiento, su auge y su caída. La memoria de los vivos es una novela de pioneros y es también una novela que se adentra en el delicado tejido compuesto de tramas y de nudos que urden las familias. Fiel a las palabras de Cicerón: «La vida de los muertos está depositada en la memoria de los vivos», la autora ha trenzado esta historia extrayendo el material narrativo de cartas, de fotografías y de historias oídas de generación en generación, con los que ha dado forma literaria a la saga de los Myagh-Trápaga. «La traca final de un baile que a partir de ese momento iría perdiendo fuelle, hasta dejar un rastro de confetis mojados y sucios. Sus descendientes sólo recogerían las migas. Y la leyenda de la gloria.»


Minas de plata, negocios inmobiliarios, abarrotes, petróleo, panaderías, lámparas de queroseno, flota de barcos, comercio entre Texas y Tampico cambiando armas por algodón…, la guerra; el hombre de negocios no tiene por qué tener escrúpulos. Solo son negocios.

Libro interesante y contenido (73.985 vocablos en 216 páginas) que narra los avatares y devenires de dos familias de indianos ─ Dicho de una persona: Que vuelve rica de América(4)─ que escapan de los opresivos ambientes familiares en Irlanda y España. Recomendaría tener a mano el árbol genealógico que aparece en las últimas páginas del libro y que reproduzco más abajo, para poder seguir entremezcla de las familias y los lazos entre ellas. Me acerqué a este libro por lo que luego he descubierto como un error. Se hacía mención a una comarca Cántabra, La Gándara, que luego es referenciada apenas seis veces en el texto. Pensaba que se trataba de una comarca que yo había pateado profusamente, pero indagando un poco más resulta que hay dos, al menos, comarcas llamadas «Gándara» en Cantabria y la que aparece en el libro no es la que yo conocía, sino otra situada en la zona oriental de Cantabria. En fin, cuestiones geográficas aparte el relato de las vivencias de las dos familias avanza de forma algo lenta en algunas ocasiones, reiterativa en otras, pero el lector disfrutará de los pormenores de estos europeos en américa, líderes en negocios y en visiones de futuro. Le lector asistirá a retazos históricos de México y Texas en el siglo XIX y principios del XX y quedará asombrado al conocer ─si no es ficción, como mantenían reservadas habitaciones en un hotel de Londres durante todo el año por si se les ocurría venir en algún momento ¡como si los dos continentes estuvieran al lado! Un elenco de personajes masculinos y femeninos somera, pero nítidamente definidos que se entremezclan en una biografía colectiva de personajes y hechos reales debidamente ficcionados que pone ante los ojos del lector un hecho como el de la emigración a América que fue frecuente en aquellos años.


Algunas frases recogidas del texto...

Vivía con su soledad a cuestas, con un turbio malestar que le rondaba el alma como un tábano y con la fiel compañía de Sangre, aquel mastín de fuertes patas traseras, fino cazador y que tenía el pelaje del color de los almiares.

Lo que él deseaba por encima de todo era huir del zumbido del dalle.

…empezaban a llamar don Ángel a aquel español jovencísimo que hablaba un inglés más que correcto, pues era el idioma en el que había acabado por hablar con Eddie, y que tenía unos modales impecables que nadie podía sospechar que hubiera aprendido en un barco.

Nada más vacío e inútil que un ser humano sin deseos y sin la ambición de conseguirlos.

Falleció el 6 de enero de 1923. Le rindió honores en su sepelio una fuerza de doscientos soldados. Si hubiera subido a la Gándara, habría oído el estruendo de los fusiles extendiéndose por el valle, llenando el silencio de los montes.