BÚSQUEDAS en este blog

jueves, 8 de noviembre de 2018

Reina roja, de Juan Gómez-Jurado

@JuanGomezJurado Disponible hoy ocho de noviembre de 2018  en librerías y mundos digitales la nueva novela «Reina Roja», de Juan Gómez-Jurado, un autor más consagrado allende nuestras fronteras que aquende, si bien la tendencia tiene todos los visos de irse invirtiendo. La llama encendida en las redes sociales acerca de la publicación de este libro, manejada con maestría por el autor en las últimas semanas, han impelido a los lectores a hacerse amigos hasta del diablo para conseguir con antelación un ejemplar del libro. Otros libros de este autor, todos menos los infantiles que también tiene, están reseñados en este blog amén de algunos encuentros personales con él, por lo que invitamos al lector a usar el buscador del blog. Juan Gómez-Jurado, nacido en Madrid en 1977, escritor, periodista y buena gente, colabora con medios escritos y radiofónicos y no sabemos de dónde saca tiempo para escribir. El mismo manifiesta que este libro le ha costado tres años y no nos extraña, dada su alta actividad en otros frentes, como las redes sociales donde participa de forma activa y exhaustiva. Hay que destacar, una vez más, el compromiso de Juan desde hace años con las nuevas tecnologías y una buena prueba de ello es el precio de este libro en su versión (ebook) digital: 4,74 euros, menos de lo que cuesta un cubalibre y mucho más paladeable y durante más tiempo. Como se dice en uno de los lances del libro, «hay gente para todo» y no faltarán los que quieran leerlo gratis. Más información en la página web personal del autor accesible desde este enlace.

La sinopsis debe ser de corto alcance, mejor nulo alcance, para no revelar el torrente de emociones que se suscitarán en el lector desde el principio. Y un aviso importante: NO PERMITAS que nadie te cuente de qué va el libro NI TE ASOMES a ningún comentario en ningún blog o periódico,  simplemente lee el libro. Antonia Scott y Jon «noesqueestégordo» Gutiérrez son los protagonistas principales. Y ya,  devora las 568 páginas o los 109.140 vocablos que componen este relato y disfrutarás y te sorprenderás

«Nunca te interpongas entre el oso y su miel». A raíz de lo visto en las redes en los últimos días, supongo que muchos lectores estarán deleitándoseyo ya me he deleitado pero lo volveré a hacer enfrascados con la miel contenida en las páginas de este libro ajenos casi al mundo que les rodea. Nuevamente la maestría narradora del autor se condensa en sus páginas, con un lenguaje chispeante y cercano que va dando vida a los personajes en los que podemos reconocer los diferentes estamentos sociales actuales, aunque con nombres supuestos. Como en anteriores ocasiones, numerosas muecas de sonrisa aflorarán en nuestro gesto cuando leamos que los «coches no se destrozan, sino que se siniestran» o «estar más perdido que el alambre del pan BIMBO», entre otras muchas a cada cual más ocurrente. Pero esta (teórica) falta de seriedad no es otra cosa que reproducir lo cotidiano para meter al lector en una espiral de sucedidos, relacionados de una forma muy ingeniosa, para esposarle —perdón, engrilletarle— materialmente las manos al libro y no soltarlo hasta acabar. O si deja el libro, en cualquier momento, se quedará en ascuas hasta que lo pueda coger de nuevo.

No soy aficionado a lectura de «thriller», pero este es un «pata negra», un «Juan Gómez-Jurado» y por lo tanto irresistible: me lo he devorado de dos sentadas en 5 horas y 28 minutos, y el tiempo entre sentadas por motivos de fuerza mayor, deseando volver a inmiscuirme en las andanzas de Antonia y Jon… y de los demás personajes como el Mentor, el periodista Bruno Lejarreta o el capitán de policía José Luis Parra entre otros. Y una mención especial para la receta de la tortilla de patatas del cocinilla Jon con la que deleita a Antonia aunque esta no quiera reconocerlo.¿Habrá más andanzas de estos dos personajes? Quedamos a la espera con el anhelo de que no sea muy larga.


martes, 6 de noviembre de 2018

Así empieza lo malo, de Javier Marías

@jmariasblog Javier Marías Franco, nacido en Madrid en 1951 es un escritor, traductor y editor español, miembro de número de la Real Academia Española, donde ocupa el sillón «R» desde 2008. Licenciado en Filología Inglesa por la Universidad Complutense de Madrid, ha impartido clases en esta universidad, así como anteriormente en la universidad de Oxford y en el Wellesley College. Con una larga lista de obras publicadas traducidas a más de cuarenta idiomas, cuenta con numerosos premios literarios nacionales e internacionales y colabora semanalmente en el diario El País en su suplemento dominical con un artículo muy leído y apreciado por los lectores. Más información en su página web  y en su blog.  En este blog de ALQS2D ya se ha comentado uno de sus libros, «Los enamoramientos», accesible desde este enlace.

La narración corre a cargo del joven Juan de Vere que cuenta con 23 años en el momento del desarrollo de los hechos —aunque los relata mucho tiempo después— y trabaja como asistente-ayudante en el propio piso del cineasta Eduardo Muriel, casado con Beatriz Noguera y con tres hijos vivos y uno ya fallecido. Las disertaciones entre Muriel y Juan transitan por muchos derroteros humanos y profesionales, pero con el tiempo Juan es encargado de «investigar» a un amigo de la familia, el doctor Jorge Van Vechten. Juan llegará a irse de juergas y más cosas con él, pero será siguiendo a Beatriz en sus salidas esporádicas cuando descubrirá ciertos aspectos de su vida privada que concuerdan con las vejaciones continuas que la afrenta su marido. Numerosas escenas de la vida familiar, profesional y de relaciones con amigos se irán sucediendo asistiendo el joven Juan a sentimientos profundos de desencanto entre el matrimonio, incluso desde épocas muy pasadas. Como siempre, el final, los dos finales, no se pueden desvelar y deberá el lector descubrirlos leyendo (todo) el libro.

Había leído cosas cortas de este autor y era la primera vez que me enfrentaba a un libro completo, no sin ciertas reticencias he de confesar. Los primeros momentos del libro me resultaron farragosos, con demasiadas y extensas descripciones de personajes y reiteración de ideas. Luego, la acción se relanza con una fuerte escena en una iglesia y uno se acostumbra a las largas disertaciones del autor sobre los más variados temas, aplicables a la trama, pero también colaterales en mi opinión, pero que son de utilidad. Me he alegrado de recuperar frases y expresiones de los años cincuenta del siglo pasado que ya no se oyen y de ciertos contextos que se desarrollan en las calles de Madrid, algunos disfrazados —licencia de autor— como la iglesia de Nuestra Señora de Darmstad, que es un nombre supuesto pero que podremos descubrir el real a poco que nos afanemos por las pistas facilitadas, siendo un asunto interesante. Lenguaje rico, con necesidad de diccionario en varias ocasiones que ha hecho las delicias en mi caso. Las ideas acerca de filosofía de la vida, numerosas, son interesantes, si bien el autor las repite machaconamente y el lector se las tiene que creer, no las ve con facilidad. Las situaciones descritas eran pura realidad en aquella época y son aprovechadas por el autor para mostrar (sus) ideas sobre aspectos sociales y políticos del momento con los que podemos o no coincidir. Resumiendo, y como ya es sabido por su larga trayectoria como autor, nadie quedará indiferente y este libro, como otros, producirá una división de opiniones radical entre defensores a muerte y detractores radicales. Si se asoma a sus páginas y consigue llegar al final, quedarán muchas ideas, frases y posos de utilidad.

Todo el libro está lleno de frases enjundiosas. Me ha sido muy difícil limitarme a tres. Estas son las elegidas
Incontable es el número de criaturas que han tomado por padre a quien no lo era suyo y por hermanos a quienes lo eran a medias, y se han ido a la tumba con la creencia y el error intactos, o es el engaño a que las sometieron las impávidas madres desde su nacimiento.

Cuando han pasado muchos años, o incluso no tantos, la gente se cuenta los hechos como le conviene y llega a creerse su propia versión, su distorsión. Fingir es esencial para convivir, para prosperar y progresar, y aquí no hay fingimiento posible después de habernos visto las verdaderas caras de facinerosos, después de lo que pasó. Tardará una infinidad en olvidarse cómo somos, o cómo podemos ser, y además con facilidad, nos basta una sola cerilla.

Hay cuestiones en las que es preferible mantener una sospecha no acuciante, llevadera, que perseguir una certeza decepcionante o ingrata, que lo obliga a uno a vivir y contarse algo distinto de lo que vivió desde el principio…


sábado, 3 de noviembre de 2018

Pura vida, de José María Mendiluce

José María Mendiluce fue un escritor, político y articulista español nacido en Madrid en 1951. Desde su época estudiantil se declaró un comprometido antifranquista por lo que fue detenido en varias ocasiones y pasó algunos años en la clandestinidad. Tras la transición, trabajó en organismos internacionales como la ONU y ACNUR en proyectos de cooperación en diversos países del mundo, entre ellos en la región centroamericana. Llegó a formar parte del Parlamento Europeo y en los albores del siglo XXI fue candidato de «Los Verdes» a la alcaldía de Madrid, momento en el cual declaró públicamente su condición homosexual. En su faceta como escritor tiene varios libros tales como «El amor armado (1996)», «Con rabia y esperanza (1997)», «Tiempo de rebeldes (1998)», «Pura vida, (1998) que fue finalista del Premio Planeta, «El amor armado (1999)», «Por la tercera izquierda (2000), «Luanda, 1936 (2001)» y «La sonrisa de Ariadna (2005)». Falleció en noviembre de 2005 por una enfermedad degenerativa ósea. 

Ariadna, una joven barcelonesa de 27 años que trabaja en la ONU en Nueva York está aburrida de su vida monótona de oficinista y de su convencional novio Tom y sus eventos familiares. Decide cambiar de aires pidiendo una asignación por tres meses en Costa Rica, aunque con la posibilidad de prolongar por dos años, asunto que subyace de entrada en sus planteamientos. Su escaso y burocrático nuevo trabajo la permite conocer nuevos amigos y comenzar una desenfrenada vida social, donde los excesos de todo tipo se convierten en diarios. En una excursión con una amiga a Puerto Viejo, un pueblecito idílico de la costa caribeña, conocerá al «divino» Jonás, un mulato que llama la atención, con el que entrará en una espiral de desenfreno de la que solo puede escapar asustada por dos hechos que no podemos desvelar aquí. Ambos hechos tendrán soluciones distintas que la harán recapacitar y volver por un tiempo a Barcelona a su vida familiar de siempre con su madre. Jonás no la olvida y se meterá en líos de narcotráfico para volver a su lado en España. Y el desenlace de la historia no se puede contar y tendrá que descubrirla el lector interesado.

«Ésta es una historia de amor. Pero no del amor que hace languidecer a los amantes frente a una puesta de sol. Ésta es una historia de pasiones arrolladoras y violentas, de placeres apurados hasta la última gota. Ésta es una historia de amor en un lugar del mundo donde la vida no respeta ninguna regla. Una historia sobre vidas en estado puro».

Este librito de 320 páginas y 68.000 vocablos se lee de un tirón embrujado el lector por el desarrollo de los hechos y las descripciones de paisajes y personas de Centroamérica. La figura de Ariadna será una pura controversia entre una joven adelantada a su tiempo que se desata al sol y el calor del Caribe dejándose llevar por las emociones intensas hasta puntos insospechados que al final pueden parecen un poco forzados, pero perfectamente verosímiles. Quizá los planteamientos iniciales sean un poco aburridos para el lector, especialmente si este es masculino, pero enseguida la espiral de emociones vendrá a su encuentro. El autor no se anda con alharacas para llenar páginas, sino que va avanzando rápido en la historia pasando de unas situaciones a otras con celeridad basado en un lenguaje sencillo y atractivo. El viaje interior de Ariadna desde su acomodado puesto en una oficina hasta su situación final no deja de desvelar una buena fabulación de la historia por parte del autor. Yo no veo a la novela tanta enjundia como para ser finalista de un premio como el Planeta, pero era otra época y ya se sabe lo que pasa con esto de los premios literarios, que sus entresijos son difíciles de entender por los lectores de a pie.


domingo, 21 de octubre de 2018

Adiós, Cataluña. Las reglas del juego. 62 puntos para que Cataluña se independice, del autor «Español Cabreado»

@CabreoEspanyol Poco podemos decir del autor de este libro salvo lo que en el mismo se indica. Se trata de un madrileño, «un ciudadano de a pie que está muy harto de las estupideces de nuestros políticos, y en particular de la demagogia barata y las mentiras de los nacionalistas catalanes. Si quieren irse, que se vayan, pero de forma legal y con todas las consecuencias. Y tanto peor para ellos…».

La sinopsis a continuación está tomada del propio libro, mejor resumen no se puede encontrar: plantea cómo realizar la independencia de Cataluña de una forma legal, eso sí, con todas las consecuencias. Establezcamos las reglas del juego (62 en este libro) y clarifiquemos lo que va a ocurrir y cuál será la posición de España en caso de secesión por parte de Cataluña. Luego ya podremos hablar de independencia. Una vez acordadas esas reglas, ya se puede hablar de forma civilizada, de forma parecida a cuando se quiso independizar Quebec del Canadá. No a base de chantajes y amenazas por gente cuyo compromiso democrático es más que dudoso. Pone los hechos sobre la mesa. Nada de «ya se verá» o «ya se acordará». Hechos, y justificados. Se pueden discutir si quiere, pero con argumentos sólidos, no con palabras vacías. En ese sentido, todos los puntos de este libro están debidamente contrastados, y se ha intentado poner referencias fácilmente accesibles en Internet en la medida de lo posible para quien quiera acceder a ellas (nada de textos que no son accesibles al público en general). Así todo el mundo podrá formar su propia opinión sobre el libro en cuestión.

El libro se puede encontrar en la plataforma Amazon. Será gratuita su lectura para los suscriptores de Kindle Unlimited, 2,99 euros para los que opten por la versión electrónica —ha sido mi caso— o también la posibilidad de lectura en papel por 10,39 euros. 139 páginas o su equivalente en 31.000 vocablos que se leen cómodamente gracias a su subdivisión en 62 capítulos, tantos como puntos comentados. De forma muy completa, los diferentes aspectos que rodean a la controvertida «España nos roba» son puestos en su correcto sitio cuando no desmontados con datos y hechos contundentes. Más de 150 referencias a artículos y comentarios en la red avalando las comparativas de población, PIB, pensiones etc. etc. donde el que pudiéramos llamar cuento de la lechera de los independentistas queda, perdón por la expresión, con el culo al aire. Según se comenta en el propio libro, «No se ha escrito para disuadir a los catalanes que se vayan de España. Al contrario, creo que los nacionalistas han podrido la situación de tal manera que lo mejor es prescindir de ellos, por mucho que pueda suponer la separación para ambas partes. Mejor amputar el miembro gangrenado. Será un duro golpe para España, pero por suerte los que se van a estrellar de verdad serán ellos». Lo que si queda claro es que el llamado derecho a decidir es un derecho conjunto, de todos los españoles, no solo de los catalanes, pero tras la lectura del libro y para el lector que asuma sus planteamientos, queda claro que al resto de España le interesa que Cataluña se despegue, aun teniendo que acoger a los que no se quieran sumar al independentismo. Los políticos han sabido jugar muy bien con las emociones y especular sobremanera ocultando el alcance internacional de sus planteamientos y el estado real de las cuentas, llevando a un parón institucional que está teniendo y tendrá graves consecuencias en la vida real —comer, trabajar, vivir, estudiar, sanidad…— de los catalanes. El hecho de que no figure un autor puede ser un inconveniente para acometer su lectura, pero en mi caso ha merecido la pena para tener una visión más clara de la situación real; recomendaría su lectura, especialmente a los desinformados, que presumo que son muchos.

viernes, 5 de octubre de 2018

Sabotaje (FALCÓ 03), de Arturo Pérez Reverte

@perezreverte Arturo Pérez-Reverte Gutiérrez, nacido en Cartagena, Murcia, en 1951, es Académico de la Lengua en la que ocupa el sillón «T». Tras veintiún años cubriendo conflictos internacionales de guerra como corresponsal de prensa, radio y televisión, está dedicado por entero al mundo de la literatura. Desde hace veinticinco años escribe una página de opinión de forma continua en la revista semanal «XLSemanal». Activo tuitero, es cofundador y editor en «Zenda», siendo su bibliografía extensa y mundialmente conocida. Varios de sus libros han sido llevados al cine y la televisión y algunos de ellos han sido reseñados en este blog y pueden encontrarse utilizando el buscador del mismo. Toda información acerca de él puede encontrarse en su página web personal.

En esta tercera entrega de la serie dedicada a Lorenzo Falcó, la acción se desarrolla fundamentalmente en París en el año 1937, época en la que como es sabido en España se libraba la Guerra Civil. Nuestro protagonista es comisionado por sus superiores para hacerse pasar en París por un adinerado español residente en Cuba que se encuentra en París para adquirir obras de arte pero que en realidad tiene una doble misión: deshacerse de Leo Bayard por sus implicaciones en la guerra española y boicotear y destruir un cuadro que las autoridades republicanas han encargado a un tal Pablo Picasso con motivo del bombardeo de Guernica. Falcó se mueve como pez en el agua en los diferentes ambientes parisinos donde será reconocido por viejos camaradas del espionaje, los negocios y el amor y se las tendrá finas con más gente de la deseada para cumplir su misión. El giro final inesperado del relato pondrá la guinda a esta nueva aventura de este gigoló.

Publicado hace un par de días, la magia de internet me ha permitido disponer del libro y leérmelo casi de un tirón el día de su publicación. Sus 90.105 vocablos, que cumplen la regla no escrita de una mitad significativa y otra mitad en artículos, adverbios preposiciones y demás, llevan de la mano al lector por un mundo de espías, agentes, comisionados de ambos bandos e internacionales, sobornos, encerronas, peleas y trifulcas… además de los escarceos femeninos de la parte de conquistador nato de Lorenzo, que ha tardado un año justo en venir a saludarnos de nuevo con algún recuerdo nostálgico de la Eva de su anterior libro. Copio de mi anterior comentario, guapo rufián, cochino embustero, de vida incierta y peligrosa, tipo desvergonzado e infame, de sonrisa insolente, de mirada peligrosa, embaucador, buena mano con las mujeres… características todas definidas en las dos novelas anteriores y reafirmadas en esta. Magistrales diálogos entre los personajes, especialmente entre Lorenzo y su jefe «el Jabalí o el Almirante», destilan una fina ironía que provocarán una sonrisa en el lector que ya le gustaría poderlos usar con sus jefes. Los recorridos y la ambientación por un París siempre mágico y la verosimilitud de las acciones, incluso las explícitas de sexo, están magníficamente escogidas para contribuir al desarrollo de la acción. Como curiosidad aclarada por el propio autor, me he enterado que el elixir bucal «Listerine» ya existía en la época.

Para aquellos lectores curiosos, durante un tiempo estará disponible en este enlace un análisis detallado de los vocablos empleados en el libro.

En una de las referencias al final del libro se dice lo siguiente. «Arturo Pérez-Reverte construye en Sabotaje una trama magistral que envuelve al lector hasta la última página, y completa con esta novela la trilogía protagonizada por Falcó, el personaje literario más fascinante de los últimos tiempos». ¿Completa la trilogía? ¿Se ha acabado Falcó? Espero que sea un malentendido por mi parte y podamos disfrutar de más Falcós en el futuro.


miércoles, 3 de octubre de 2018

La hoguera de las vanidades, de Tom Wolfe

Thomas Kennerley Wolfe es un periodista y escritor estadounidense nacido en Richmond en 1931. Estudió literatura y periodismo en la Universidad Washington and Lee y se doctoró en Estudios Americanos por la Universidad de Yale. A finales de los años 50 comenzó a trabajar como periodista, alcanzando la fama tras colaborar en numerosas publicaciones como Esquire, The Washington Post o New York Herald. Según afirmaba, su objetivo en sus obras de ficción era retratar la sociedad siguiendo las pautas del realismo con un guiño a autores como John Steinbeck, Charles Dickens y Emile Zola y utilizando técnicas del nuevo periodismo. Tras algunos ensayos, «La hoguera de las vanidades» es su primera novela, publicada en 1987 y que inicialmente había sido entregada por capítulos en una revista. Con posterioridad vieron la luz «Todo un hombre (1998)», «Hooking Up (2000), «Soy Charlotte Simmons (2004) y «Bloody Miami (2012)». Falleció en Nueva York en marzo de 2018.

Sherman McCoy es un flamante vendedor de bonos en una de las empresas punteras de Nueva York al que le sonríe su físico y su vida. Casado con con Judy y con una hija pequeña, Campbell, vive en un lujoso apartamento en la zona VIP de Nueva York. Tiene una amante, María Ruskin a la que un día acude con su Mercedes deportivo a recoger al aeropuerto. A la vuelta se adentran por equivocación y se pierden en el Bronx, sufriendo un incidente nada claro con dos jóvenes negros del que consiguen escapar pero con la sensación del posible atropello a uno de ellos conduciendo María que había tomado el volante mientras Sherman se enfrentaba a ellos. Efectivamente, Henry Lamb aparece en un hospital en estado de coma y la única pista que tiene la policía de su posible atropello es un Mercedes deportivo cuya matrícula comienza por las letras RE, RF, RB, o RP. El reverendo Reginald Bacon, de raza negra como Henry, liderará todo un movimiento en el Bronx apoyado en artículos en el tabloide City Light y en algunas cadenas de televisión que forzarán a moverse al estamento judicial y a la policía que finalmente llegarán hasta McCoy haciendo del caso un enfrentamiento de negros marginados contra blancos poderosos. Irán desarrollándose numerosas escenas policiales, en los juzgados, en los juicios y en las calles que provocarán sucesivos enfrentamientos entre los estamentos sociales y convulsiones en el matrimonio y en el mundo de Sherman.

Un buen rato de lectura en sus 636 (concentradas) páginas de la edición de bolsillo con 284.000 vocablos. El libro electrónico avisa que se necesitan más de dieciocho horas de lectura… Tras unos comienzos algo deslavazados, el tema entra en ebullición y tendrá al lector enganchado en los diferentes escenarios en los que transcurre la acción. Es interesante mencionar el año de publicación, 1987, para hacerse una idea de la situación real en aquellos años ochenta en esta universal ciudad que todo el mundo conoce por el cine. Con un entramado realista y unos planteamientos muy vívidos y plausibles, el autor desgrana y critica socialmente los diferentes estamentos sociales neoyorkinos no dejando títere con cabeza y reflejando con crudeza negros, blancos, barrios, estamentos municipales, judiciales y policiales, la vida social de la ciudad… con escenas memorables que el lector estará viendo nítidamente y viviendo ante sus ojos. Son muchas y no es cuestión de referirlas todas, pero la primera cena social en la que las mujeres son calificadas como «radiografías» o «tartas de limón» es para releerla más de una vez. Y no digamos cuando en su oficina está ultimando una operación de bonos de muchos millones con el francés Bernard mientras el limpiabotas Félix da lustre a sus carísimos zapatos y de reojo está leyendo la noticia del atropello en el periódico: memorable, pero como digo hay muchas. La evolución psicológica del protagonista Sherman McCoy es magnífica, así como los perfiles de políticos, periodistas, jueces, abogados, policías… y hasta porteros del edificio donde vive y el presidente de la comunidad. Tras muchas horas de lectura y disfrute, algunos lectores entre los que me encuentro quedarán un poco chafados con el final en forma de crónica periodística escueta que no aclara a mi entender prácticamente nada: se lo podía haber ahorrado el autor. En todo caso una lectura altamente recomendable, no así al parecer la película protagonizada por Tom Hanks, Bruce Willis y Melanie Griffith y dirigida por Brian de Palma, que estando bien se queda muy corta en hacer honores al libro.

lunes, 1 de octubre de 2018

La ciudad y la ciudad, de China Mieville

Libro correspondiente a la 25 edición del Club de Lectura de ALQS2D durante el tercer trimestre de 2018.

China Mieville es un autor británico nacido en Norwich en 1972. Es un hombre culto, habiendo cursado estudios en Harvard y Cambridge y obteniendo el título de doctor en Relaciones Internacionales y Filosofía de Derecho Internacional, aunque no se plantea desarrollar su profesión sino utilizarla para sus escritos y su compromiso con su entorno político y social; ha sido arrestado por la policía londinense en varias ocasiones por participar en manifestaciones y actos de protesta, algunas de ellas ante el Parlamento Británico. Se dio a conocer con cierto éxito en el mundo literario con su primera obra, «El rey rata» publicada en 1998 cuando contaba veintiséis años de edad. Cuenta con numerosos premios literarios, algunos de ellos obtenido más de una vez. Siente pasión por la arquitectura, los edificios y los ambientes urbanos, lo cual ha quedado reflejado en el libro que comentamos, «La ciudad y la ciudad», publicado en 2009.

Una norteamericana estudiante de doctorado, que colabora en una excavación, es hallada muerta en la imaginaria ciudad europea de Besźel. El inspector Borlú se encargará del caso teniendo que viajar a una ciudad rival, Ul Quoma. Ambas ciudades están topográficamente superpuestas —ocupan el mismo espacio físico—, lo que obliga a sus habitantes a un ejercicio tanto físico como psíquico para no incurrir en faltas, denominadas «brechas», que consisten en ver, oír o estar en el espacio físico o mental que no corresponde. Aparecerá todo un submundo, incluso una posible tercera ciudad, Orciny, y toda clase de intereses que intentan unir las dos ciudades en una sola real y acabar con las «brechas» y la continua zozobra que sufren sus habitantes teniendo que des-ver, des-estar o des-oír aquello que no les corresponde. Junto con otro inspector de Ul Quoma, Borlú irá descubriendo nuevos entramados, nuevos asesinatos y nuevas connotaciones que le conducen a un final inesperado.

El escenario de las dos ciudades que comparten el mismo espacio físico, pero no legal y social, aporta un mundo fantástico o de ciencia ficción para situar esta novela que también podríamos considerar del género negro. El autor desarrolla toda una jerga de frases y situaciones que permiten al lector ir tomando conciencia de esta digresión física que llama la atención por su inverosimilitud pero que aporta una digamos tercera dimensión a la novela, ya que en cualquier momento y casi sin moverse se cambian los lugares y los planteamientos de los protagonistas. Cuando menos, los lectores que lleguen al final se sentirán impactados por esta coincidencia topográfica de las dos ciudades y el lenguaje que desarrolla el autor para dar sentido a esta digresión, que por momentos y por su complejidad puede resultar reiterativa e incluso pesada, aunque las aportaciones comedidas y progresivas de las acciones pueden ir construyendo una idea, que será sin duda diferente en cada lector. Temas actuales como policías, fronteras, nacionalismos, ciudadanías, leyes o estudios antropológicos irán teniendo su cuota en el desarrollo de la trama generando una visión de los problemas que nos rodean. Ampliamente premiada, sería especialmente recomendada para amantes de la ciencia ficción y la novela negra, aunque cualquier lector podrá encontrar luminiscencias atrayentes en sus páginas que generen una visión propia y personal.